MENU

Javier Bardem y Sean Penn en la cartelera de...

Valores y moral en una peli de gánster

22 mayo, 2015 Comentarios (0) Visitas: 3104 Cine y Televisión, Noticias

Las Bellas alcanzan la nota más alta

Dando La Nota 2

Captura de una escena de Dando La Nota 2. Aún Más Alto (perteneciente a www.popstaronline.com)

“The Bellas are back, bitches!” Dando La Nota ha vuelto con una secuela cargada de canciones, espectáculo, amistad y muchos cameos de famosos ¿Qué más se puede pedir a una comedia musical que tuvo un éxito arrollador con su primera entrega? Beca (Anna Kendrick), Fat Amy (Rebel Wilson), Chloe (Brittany Snow), Jesse (Skylar Astin), Cynthia Rose (Ester Dean), Benji (Ben Platt), Lilly (Hana Mae Lee), Bumper (Adam DeVine) y Stacie (Alexis Knapp) regresan al universo a capela, pero esta vez a nivel internacional. Y es que las Bellas tendrán que dejarse la piel (figurativamente hablando, claro) para derrotar al grupo alemán Das Sound Machine y poder ganar el Campeonato Mundial de Coros. La película es el debut como directora de la actriz Elizabeth Banks (Los Juegos del Hambre, Pitch Perfect), que está cosechando mucho éxito con esta segunda parte. La cinta ha llegado a superar a Mad Max. Furia en la carretera en los Estados Unidos y recaudar 70 millones de dólares en su primer fin de semana en pantalla.

Con estos resultados, no queda duda de que Dando La Nota 2 ha logrado alcanzar el tono que su predecesora estableció. Sin embargo, el tesoro musical de Banks no llega a la altura de su primer título, ya que esa chispa que tienen las primeras entregas, donde todo es nuevo, sorprendente y fresco, no termina de encenderse en esta última. Los números musicales son espectaculares, cargados de energía y más madurez que la anterior, aunque como ya se ha mencionado, carecen ligeramente de frescura y sorpresa.

La emoción se recupera con las escenas de las Bellas en el campamento de Aubrey Posen (Anna Camp) –quien aparece un tercio de la película como secundaria, lo que quita cierta gracia a la trama- en donde se refleja la amistad de las jóvenes universitarias que buscan un ‘sonido’ nuevo. Esto es debido a los acontecimientos ocurridos en una actuación frente al Presidente Obama y la Primera Dama, donde Fat Amy sufre un percance con sus ‘zonas bajas’. Grandes actuaciones, notas que ponen los pelos de punta y sentimientos a flor de piel caracterizan principalmente a este largometraje, que fusiona el fin de la etapa universitaria y el comienzo de la vida adulta.

Cartel de Pitch Perfect 2

Poster promocional de Pitch Perfect 2 (perteneciente a www.comingsoon.net)

Quizás, una de las razones por las que ésta no supera a su predecesora es que muchos personajes, aunque fueran secundarios, no aparecen y se percibe como algo diferente y extraño. Como Donald (Utkarsh Ambudkar), el compañero inseparable de Bumper, Aubrey o los compañeros que formaban parte de los Treblemakers -¿qué ha pasado con ellos?-. Estos últimos aparecen mínimamente a lo largo de toda la película y, cuando lo hacen, es evidente que no está compuesto por los miembros originales, a excepción de Jesse y Benji, quien cobra más protagonismo debido a su historia de amor con la nueva “chica a capela”, Emily (Hailee Steinfeld).

Dando La Nota. Aún Más Alto trae de vuelta a las Barden Bellas, con su desternillante y brillante ingenio, y su pasión por el canto. Sin embargo, no llega a captar la esencia de la original Pitch Perfect, con sus mordaces diálogos, su rítmico “rip-off” entre los Trebles y las Bellas, y su pegadizo y rebelde mash-up final. No obstante, esto es de esperar en todas las sagas de títulos que tienen primeras, segundas y terceras partes. Excepto en casos extraordinarios, lo normal es que la predecesora sea la mejor de toda la serie, superando siempre a las secuelas siguientes.

Por lo tanto, que no haya superado la gracia, frescura y originalidad de la primera, no significa que sea mala ni penosa, de hecho, todo lo contrario. Explora más a fondo la relación entre las chicas y la búsqueda de identidad, post-Bellas. Las actuaciones musicales son increíbles y más elaboradas, la elección de las canciones para los mash-ups son bastante acertadas y el “rip-off”, entre las diferentes bandas a capela, llega a un nivel más profesional. We Got The World, Wrecking Ball, Tsunami, All Of Me, Timber o Cups –hit que se dio a conocer en la primera, y que vuelve reinterpretado por todas las Bellas como uno de los mejores y más emotivos momentos de la cinta-, son solo algunos de los temas representados que traen todo tipo de emociones a escena y con los que no podrás parar de bailar y, por supuesto, de cantar.

En conclusión, Dando La Nota. Aún Más Alto es una mezcla de frescura, sentimientos, puntos ingeniosos, actuaciones memorables y magníficas canciones a capela, donde el paso de la vida universitaria a la adulta y laboral se escenifica de manera delicada, pero con un toque transgresor y divertido, llevado a cabo por la primeriza Elizabeth Banks. Aunque no llega a alcanzar el nivel de Pitch Perfect (si lo piensas, casi ninguna secuela ha conseguido superar a su predecesora), el resultado es positivo, entretenido, fresco, optimista y simplemente a ca-genial. Como nota final, destacar la gran cantidad de cameos que se dan en la película: Snoop Dogg, el Presidente Obama y su mujer, Michelle Obama, Jimmy Kimmel, Christina Aguilera, Adam Levine o el grupo Pentatonix, entre otros muchos. Para los fans de Beca y compañía, esta comedia musical es un must watch de la primavera 2015.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n