MENU
Portada de Angles, el nuevo trabajo de The Strokes

THE STROKES ESTÁN DE VUELTA

Carátula de Belong, The Pains of Being Pure at Heart

‘BELONG’, LA PRUEBA DE FUEGO DE THE PAINS OF...

22 marzo, 2011 Comentarios (0) Visitas: 928 Música

ROXETTE: ‘CHARM SCHOOL’

Ha pasado una década desde que Roxette publicó su anterior álbum, Room Service, un disco injustamente minusvalorado, a pesar de tener temas tan potentes como ‘Real sugar’ o ‘The centre of the heart’. En estos 10 años hemos asistido a la publicación de numerosos recopilatorios del grupo sueco y hemos visto cómo su cantante, Marie, tuvo que hacer frente a un tumor que le mantuvo inactiva durante una buena temporada.

Ahora que todo ha vuelto a la normalidad, ya era hora de que el popular dúo publicase, por fin, un nuevo trabajo con temas inéditos y que volviesen a dar conciertos. En España, por cierto, Roxette tocarán en noviembre, concretamente el día 18 en el Palacio de Vistalegre de Madrid y el 19 en el Sant Jordi Club de Barcelona.

En su esperadísimo disco de regreso, Charm School, Roxette ha decidido ser fiel a su sonido de siempre y grabar las canciones que sus fans esperaban de ellos, algo que en cierta medida se agradece, sobre todo en un momento en que todos los grupos suenan prácticamente igual. Su primer single, ‘She’s got nothing on (but the radio)’ es 100% Roxette y perfectamente encajaría en cualquiera de los álbumes recopilatorios que han publicado en los últimos años: una mezcla de electrónica con guitarrazos, ritmo pegadizo y estribillo facilón.

El principal problema del disco es la escasez de temas movidos y bailables. La canción que abre el álbum, ‘Way out’, no está mal, pero no es especialmente rápida. Y lo mismo ocurre con ‘Big Black Cadillac’, algo más cañera, o con la animada ‘After All’. Las (abundantes) baladas no están mal, de hecho se escuchan del tirón sin acabar demasiado saturado. Lo malo es que cuando acaba el álbum es prácticamente imposible distinguir unas de otras y encontrar en ellas detalles o matices que la hagan especiales. Quizás destacan sobre las demás ‘Dream on’, gracias a lo repetitivo de su estribillo, y ‘Only when I dream’, que tiene un comienzo prometedor pero que se va desinflando según avanza la canción. En definitiva, Roxette ha hecho un disco un tanto flojo para lo que tenía que haber sido su regreso por la puerta grande al mundo del pop y que solamente gustará a sus seguidores de toda la vida.

{youtube}KsnFjrpwWbw{/youtube}

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n