MENU
Cartel La Roca

Pelis malas, niños felices

Albert Nobbs

Albert Nobbs: un disfraz para sobrevivir

26 enero, 2012 Comentarios (0) Visitas: 992 Cine y Televisión

Menos mal que ya terminé de ver Lost

Es indudable que los dueños de Megaupload son unos delincuentes. Se lucraban de manera ilegal a costa del trabajo de otras personas. Pero también hay que reconocer que millones de usuarios se han quedado huérfanos. ¿Cuántas noches hemos dicho “un episodio más y me voy a dormir” y nos han dado las taitantas de la madrugada? ¿Cuántas veces nos hemos acordado de la santa madre de este señor Kim Schmitz cuando se nos cortaba la emisión porque, según ellos, habíamos consumido los 72 minutos que nos permitían por turno de visión? ¡Y no era verdad! Y es que muchos cayeron en el error de hacerles negocio creándose “Cuentas Premium” para evitar estas molestas interrupciones.

 Las cuestiones referentes al derecho de la propiedad intelectual adquiere una categoría nueva en el mundo digital, y de manera más amplia en todas las tecnologías de la era de la información. Es complicado nadar entre dos aguas y poner de acuerdo a dos puntos de vista a veces tan distantes que caben universos entre ellos. Por un lado está la visión del creador, del trabajador cultural, quien vive de lo que hace, de su creatividad y de la genialidad. Por otro está el consumidor interesado en el mundo que le rodea, en el fruto de las mentes privilegiadas, de las habilidades de los demás y del ingenio. Tampoco hemos de olvidar al “gran demonio”, al que muchos consideran el mal elemental. Son aquellos que especulan con el buen trabajo de los artistas y que enfrentan posiciones hasta hacerlas irreconciliables.

Extorsión, blanqueo de dinero, atentado contra los derechos de autor y crimen organizado son algunos de los cargos que los fiscales de Estados Unidos imputan a lo que ya se conoce como la banda de Megaupload” o “Los megaconspiradores de la Red”. Los ojos del FBI se han fijado ahora en otras páginas en las que Megaupload se ha apoyado para mantenerse en funcionamiento desde 2005. Entre ellas, algunas son españolas. ¡Vaya perlitas!kim schmitz

Ahora pido un minuto de silencio a todos aquellos que han colaborado con este fraude, entre los que me incluyo. Un minuto de silencio por todas aquellas series que no acabaremos de ver. Un sentido pésame por quienes han dejado su dinero en cuentas que nunca volverán. Y un aleluya porque la creatividad humana va a sacar a relucir su mejor lado al buscar nuevas formas de llegar a sus series y películas favoritas. Y otro porque me dio tiempo a terminar de ver Lost.

Tags: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n