MENU

La Fuerza acompaña a Disney

El cine al mejor precio

30 octubre, 2013 Comentarios (0) Visitas: 1126 Cine y Televisión

Homeland. Toma tercera

Se ha estrenado en España  (desde el martes 22 de octubre en Cuatro) la tan esperada tercera temporada de Homeland. Para los que nunca han oído hablar de ella (y son de verdad muy pocos) se trata de la serie de espías más cautivadora y exitosa jamás creada para la pequeña pantalla. La idea es tan simple como genial: tomar el tema más discutido de la última década, la lucha contra el terrorismo, y construir en torno una historia que, por lo menos al principio, no tiene nada de banal.

El punto es que Homeland no está hecho sólo por acción, tiroteos y persecuciones, todo lo contrario, es un viaje largo que se adentra en la psicología de cada personaje, dibujados meticulosamente episodio tras episodio. Si se tuviera que definir en una sola palabra sería ambigüedad: indispensable para una buena historia de espías, pero aquí alcanza niveles extremos. El protagonista es, por ejemplo, un ex-marine convertido al Islam tras una larga detención en Afganistan. De vuelta a su patria, Nicholas Brody, deberá finalizar aquella que es su nueva misión: realizar un ataque terrorista contra la nación por la cual se puso el uniforme. El mismo concepto de “doble”, de “alter-ego” lo encontramos también en la protagonista femenina: A pesar de ser una óptima agente de la CIA Carrie Mathison está obligada a convivir con un tipo de esquizofrenia que poquito a poco le hace el trabajo imposible. En fin, el Bien y el Mal se confunden con lo real y la paranoia y en consecuencia el espectador se encuentra incapaz de elegir con “quien va”, arrastrado en una situación tan indescifrable como lo es la lucha contra el terrorismo.

Estreno Homeland 3

Estreno de la tercera temporada de Homeland

Hasta aquí todo muy bien. El problema se plantea cuando, llegando a la tercera temporada, te preguntas si, como a menudo pasa con las grandes producciones televisivas, los contenidos empezarán a deshilarse y la trama perderá originalidad a golpe de escenas de poco sentido. La pregunta es lícita, pero no cabe duda que, aún si Homeland deba dar muchas respuestas todavía, tenga a la vez mucho que decir.

Entonces, si los asuntos de los dos protagonistas, y de los otros personajes menores, empiezan a hacerse poco creíbles  (Brody se esconde entre los “narcos” en Venezuela, Carrie, para variar, ha sido internada en un hospital psiquiátrico) es cierto que se queda intacta la estructura central de la serie. ¿Dónde se encuentra el justo y dónde el errado? ¿Cuán delgada es la línea que divide el bien del mal? ¿Cuál es la realidad que pensamos conocer y cuál es la que nos cuentan? Si a todo eso se añade un excelente trabajo de fotografía (es un perfecto ejemplo el “opening”) tenemos todos los ingredientes para disfrutar de un producto de alta calidad.

Tags: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n