MENU
Cartel de

NADA QUE DECLARAR Y LOS ODIOS TRANSFRONTERIZOS

ONCE: LO BONITO DE LAS COSAS PEQUEÑAS

2 mayo, 2011 Comentarios (0) Visitas: 1336 Cine y Televisión

UNA ESPIRAL SIN LÍMITES

Mi profesor de Teoría de la Literatura siempre nos decía que “la ficción no es lo no real, sino un medio de acceder a la realidad”. Y es que aunque como se suele decir: “la realidad supera a la ficción”, este no es el caso de Sin Límites, película dirigida por Neil Burger (El Ilusionista, Tipos con suerte) y protagonizada por Bradley Cooper (El equipo AResacón en Las Vegas), Abbie Cornish, Anna Friel y Robert De Niro. Este thriller de ciencia ficción está basado en la novela The Dark Fields de Alan Glynn y se mueve entre la fantasía, la ficción, la moralidad y la ambición constante, como bien indica el propio título, “sin límites”.

El protagonista, Eddie Morra (Bradley Cooper), aspirante a un escritor mediocre sin dinero ni éxito, comienza a tomar una extraña droga de diseño que le proporciona su excuñado, un camello sin escrúpulos. A partir de este momento, la vida de este personaje cambia radicalmente, introduciéndose así en una espiral de adrenalina constante que hace que su capacidad cerebral aumente de manera desproporcionada. No existe nada imposible para él, su mente es capaz de aprender un idioma con tan solo escuchar unas frases, escribir un libro en una noche, invertir en bolsa… Nada es un obstáculo, y por ello su carrera profesional comienza a subir como la espuma, pero esto implica una dependencia total y un consumo exagerado y continuo de esta droga.

Sus aventuras son cada vez más locas, exageradas y totalmente fuera de control como consecuencia de esta euforia. Esta locura también se refleja en los interminables zooms que nos introducen en esta especie de “parque de atracciones”. Así, como si acabáramos de bajar de la montaña rusa, nuestra vista y nuestra mente se encuentran mareadas, cansadas del frenético ritmo de esta narración totalmente surrealista.bradley cooper sin límites

Es Robert De Niro el único que, como contrapunto, consigue aportar algo de tranquilidad y seriedad a la trama con su personaje de magnate de los negocios, aunque esto no dura mucho tiempo, ya que “el subidón” de Bradley Cooper lo acapara todo. Su personaje pasa por todas las fases propias de un adicto a la heroína, pero claro, estamos ante un thriller de ciencia ficción y, como era de esperar, una droga desconocida cuyos efectos son mortales no va a poder acabar con nuestro galán, que consigue vencer a todos los obstáculos de forma totalmente disparata y alejada de cualquier parecido con la realidad.

Así, con una estética cercana a la fantasía y a los videojuegos junto a los continuos juegos de cámara y efectos ópticos, bajamos de este desafío a la realidad, de esta oda al triunfo y a los excesos que precisamente nos deja excesivamente aturdidos.

En definitiva, una película comercial y entretenida que llena las salas gracias a la presencia del actor de moda en Hollywood: Bradley Cooper que, en esta ocasión, no solo da vida al protagonista, sino que también figura como productor ejecutivo de la película.

Parece que por mucho que mi profesor se empeñase en transmitirnos que la ficción nos permite acceder a la realidad, esta realidad en la que me introduce Sin Límites, no me termina de convencer. Sin embargo, ya se sabe que “la realidad no tiene límites”, como tampoco la tiene la imaginación de Neil Burger con esta “superdroga” que, en lugar de destruirte, te convierte en superdotado.

sin límites bradley cooper y robert de niro

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Título: Sin Límites (Limitless)
Director: Neil Burger
Intérpretes: Bradley Cooper, Abbie Cornish, Robert De Niro, Anna Friel
País: USA
Año: 2011
Género:Thriller

{youtube}McS84YVXQHc{/youtube}

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n