MENU
Llevame al Cielo, número del musical

¡Un musical de cuidado: Sister Act!

Blanca Portillo juzga a Don Juan

15 enero, 2015 Comentarios (0) Visitas: 1498 Escena

Teatro en Carne Viva

Carne Viva

La crisis ha llegado a la antaño lujosa comisaría del número 48 de la madrileña calle Huertas. Se ha vuelto insostenible. Por culpa de los recortes presupuestarios, los agentes de policía se ven obligados a compartir despacho con el comisario y subarrendar los otros dos espacios del inmueble a unos personajes muy particulares: una profesora de danza contemporánea y una hipnóloga. Y en esas estamos cuando tras un corte de luz, alguien muere.

Carne Viva es un thriller un tanto surrealista. De humor satírico, plagado de crítica social y acompañado por una banda sonora que pone los pelos de punta. Pero también es mucho más.

Lo original de esta propuesta, escrita y dirigida por la uruguaya Denise Despeyroux, es que la representación transcurre simultáneamente en las tres habitaciones de La Pensión de las Pulgas. El público se reparte desde el inicio en cada uno de los espacios (la oficina policial, la clase de baile y la consulta de hipnosis) y la obra se repite tres veces para que los espectadores vayan rotando y observen lo que sucede en cada una de las habitaciones. Cada grupo verá la función en un orden distinto, pero al final las piezas del puzzle acabarán encajando para todos.

Interpretar este singular texto supone todo un reto: Los nueve actores interactúan unos con otros y van rotando entre los cuartos de manera que la sincronización entre ellos debe ser milimétrica para entrar y salir de cada sala en el momento justo. El resultado final es redondo.
Además de la coordinación de los actores, la interpretación de cada uno de ellos es más que correcta. Destacando especialmente el trabajo realizado por los hipnólogos (Vanesa Rasero y Juan Vinuesa) y la “leona” de Mía (fantástica Carmela Lloret) que protagonizan los momentos más divertidos.

Desde que José Martret y Alberto Purenvidia, creadores de La Casa de la Portera, inaugurasen La Pensión de las Pulgas (el espacio fue casa de La Bella Chelito que hizo famoso el cuplé de La pulga) con la maravillosa MBIG, el lugar se ha convertido en todo un referente del teatro alternativo en Madrid. Durante el mes de enero, además de Carne Viva y el regreso de su aclamada versión del Macbeth de Shakespeare, cuentan con otras tres interesantes propuestas: En familia, Lo último que quiero y Héroes. Si pasáis por el barrio, recordad que la casa de La Chelito os espera con las puertas abiertas y muchas historias que contar. Pero reservad primero, que esta pensión es de las más solicitadas. Y ojalá que el éxito les dure mucho tiempo.

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n