MENU

BLOW-UP. LA FOTOGRAFÍA EN LA BASE DEL CINE

¿DÓNDE ESTÁ NUESTRO ERROR SIN SOLUCIÓN?

8 marzo, 2011 Comentarios (0) Visitas: 927 Cine y Televisión

SIN COMPROMISO PERO CON LÁGRIMAS

“- Pero, ¿por qué lloras?” “- Ay no lo se… es tan bonita…” “- Mujer, ¿pero tanto?… ¿Tú también estás llorando?” “- Es que me he sentido identificada con la protagonista… y el final me ha emocionado”. Sí. Llevé a mis amigas a ver la nueva película de Natalie Portman. ¿El género? Creo que queda claro que este tipo de situaciones sólo pueden sucederse después de una comedia romántica. ¿Se puede separar el sexo de los sentimientos? Estoy segura de que cada cual tiene en mente su particular respuesta a esta pregunta. Nosotras teníamos las nuestras y por eso fuimos a compararlas con la perspectiva que Ivan Reitman ha plasmado, con Natalie Portman y Ashton Kutcher como protagonistas, en Sin compromiso.

El film comienza con la tónica habitual de las comedias románticas: chico y chica se conocen. Sólo que en lugar de llegar al paso dos, “chico y chica se enamoran”, éstos deciden hacer un pacto para saltarse esa fase y pasar directamente al (buen) sexo. Eso sí, sin ataduras. Un plan perfecto hasta que intervienen los sentimientos y entonces la trama da un vuelco para desembocar en un previsible pero tierno final. La interpretación y el físico de los actores protagonistas contribuyen a diferenciar la película entre otras de su género otorgándole un toque de frescura.

Todas predecíamos tanto el final como la estructura pero estábamos allí sentadas para que nos contaran la historia. Una historia con la que nos pudiésemos identificar, sacar paralelismos y lanzarnos miradas de complicidad entre nosotras. Al fin y al cabo, esa es la verdadera esencia de la comedia romántica: el revivir en la gran pantalla  situaciones cotidianas pero que dentro de la sala de cine acaban bien. Contradictoriamente, y a pesar de los llantos y de la obligada frase de “eso sólo pasa en las películas”, esa tarde las tres volvimos a casa con el secreto consuelo de que aún existe el príncipe azul y de que es incluso posible que llegue a nuestras vidas a raíz de una relación sin compromiso.

{youtube}D7jqErb15xk{/youtube}

Tags: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n