MENU
Antonio Arenas Tablao VIlla Rosa

Los tacones de Madrid

Antonio Trapote AMBRE

Antonio Trapote: “El ‘tontipop’ tiene su parte de...

24 noviembre, 2020 Comentarios (0) Visitas: 450 Música

Rubén Martínez: “Hay que cuidar las salas pequeñas, sin ellas no existirían ‘Rivieras’ ni ‘Wizinks’”

El bajista de Quinto Elemento está seguro de que “cuando todo esto acabe y se empiece a ver la luz del sol, va a haber una explosión de creaciones musicales y culturales increíble

Quinto Elemento. De izquierda a derecha: Rubén, Albano, Frank y Dani. Foto: Alex García

Una pantalla y más de doscientos kilómetros de diferencia. Se nos están olvidando las buenas costumbres de poder hacer las entrevistas en persona, la cercanía y ese carácter romántico del contacto humano. Rubén, bajista de Quinto Elemento, desde su casa, café en mano y en representación de todo el grupo, nos habla sobre música, conciertos, proyectos, anhelos y sobre cómo está viviendo la pandemia este grupo vallisoletano. 

Cultura Joven: Esta pregunta es casi obligada, ¿por qué Quinto Elemento?

Rubén Martínez: El nombre del grupo surge porque pensamos que el quinto elemento en la vida es la música. Sin ella no podemos vivir. Muchas veces nos preguntan si es por la película El quinto elemento, protagonizada por Bruce Willis, pero no.

C.J.: ¿Hace cuánto surgió Quinto Elemento?

R.M.: Quinto Elemento surge en 2017, formado por Frank —cantante—, Albano —batería—, Dani —guitarrista— y otro chico, que ya no está en el grupo. Sus inicios se sitúan en un grupo amateur en el que se hacían versiones, formado por Albano y Dani, que, al ser vecinos de toda la vida, se empiezan a juntar para tocar versiones en el garaje, como todo aquel que empieza en la música. 

Poco a poco fueron creciendo y evolucionando y llegaron a formar Quinto Elemento con el paso de los años, y con él lanzaron su primer EP, Algunas locuras, con siete temas. La diferencia con el Quinto Elemento actual es que ya entro yo y ahí sacamos el EP actual: Retroalimentación, que tiene cinco temas. 

Videoclip Tengo

C.J.: ¿Cuáles diríais que son vuestros referentes?

R.M.: Cada uno tenemos unos referentes y aportamos nuestro estilo propio en las canciones. Desde ahí van saliendo poco a poco los temas. Dani, por ejemplo, es el más rockero. Le gustan Los Cigarros, M Clan y el rock español. El referente de Frank es la música latina, aunque también le gusta la música indie. A Albano le gusta más el pop y a mí el indie, sobre todo Supersubmarina. Los cuatro coincidimos en Pignoise y Despistaos. Podríamos decir que esos son los dos referentes más importantes para el grupo.

Aún así, no nos queremos encasillar en ningún estilo de música, porque al final es la gente la que te pone la etiqueta, pero digamos que tocamos pop, rock e indie. Aunque depende mucho de la canción.

C.J.: ¿Qué relación tenéis cada uno con la música? 

R.M.: Personalmente, tengo relación con la música desde los 12 años, que empecé a tocar la guitarra. Fui a una escuela de música, pero me aburría y lo dejé. Aprendí por mi cuenta y empecé a tocar el bajo. Siempre he estado relacionado con la música, he ido a conciertos desde pequeño, a festivales, —desde que me han dejado—. También he colaborado con blogs, medios de música, he trabajado en el Sonorama… Ligado a la música he estado y estaré siempre. De ahí mi necesidad de tocar y de estar en grupos. En cuanto a la relación que tienen los demás, Frank es DJ, Dani ha sido profesor de guitarra y Albano, más allá de ir conciertos y del grupo, no tiene más relación con la música. 

C.J.: ¿Qué es lo que más os gusta del mundo de la música?

R.M.: Sin duda tocar en directo, dar conciertos y que la gente se lo pase bien escuchando nuestras canciones. Es lo más bonito de ser músico. Ya sea el escenario grande, pequeño o mediano. Esa sensación en pocos sitios se puede conseguir.

C.J.: ¿Y qué es lo que peor lleváis de él?

R.M.: Una de las peores cosas del mundo de la música es la envidia entre unos grupos y otros, la rivalidad, cuando debería ser al revés. Nos tendríamos que apoyar entre todos para salir adelante. Es algo muy dañino para la industria, la verdad.

C.J.: ¿Qué sentís cuando estáis encima de un escenario?

R.M.: Es algo que no se puede explicar. En mi caso, la piel de gallina, felicidad, adrenalina, pasión, emoción… mucha emoción. Un cúmulo de sentimientos positivos que te dan un subidón enorme. Es muy difícil explicarlo con palabras. Hay que vivirlo.

C.J.: ¿Cómo estáis llevando este parón por la pandemia?

R.M.: Cada uno lo lleva como puede. Está claro que es complicado. Los grupos grandes tienen medios para poder seguir adelante. Los pequeños, medianos o emergentes son los que peor lo están pasando porque sus conciertos son pequeños, con aforo reducido, y si encima se reduce más todavía… Es difícil seguir adelante.

Lo único positivo de esta situación es que está habiendo mucha composición y creación de nuevas obras y que cuando acabe todo esto y empiece a salir a la luz, va a ser una locura a nivel musical increíble. 

C.J.: ¿Habéis hecho algún concierto durante la pandemia?

R.M.: En julio hicimos un concierto al aire libre, con medidas de seguridad y a través del ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda, en Valladolid. Estuvo genial y se llenó dentro del aforo permitido. Se echa mucho de menos volver a tocar.

C.J.: ¿Tenéis previstos futuros conciertos?

R.M.: Teníamos en su día una gira para presentar Retroalimentación enorme, por toda España, pero solo pudimos tocar en Madrid y en Valladolid en febrero. Luego empezó todo. Movieron toda esa gira a octubre, noviembre y diciembre, pero finalmente se ha cancelado. 

Se han cancelado todos los conciertos de la gira menos uno, que va a ser en Madrid el 28 de noviembre en Contraclub. Va a ser en un formato especial e inédito por todo lo que está pasando. En uno de los pases hemos hecho sold out y al otro le quedan pocas entradas. Tenemos muchas ganas, la verdad, y estamos preparando un montón de sorpresas. Queremos mostrar una parte más íntima de la banda y un cambio de etapa.

C.J.: ¿Qué opináis de las medidas que se están tomando con la cultura a raíz de la pandemia?

R.M.: Personalmente, creo que están siendo un desastre. Está siendo, si no es el sector que más, de los que más está sufriendo las consecuencias de la pandemia. Hace poco han sacado una ayuda, pero no es suficiente. Además, se ha demostrado que, en el ámbito cultural, no solo en los conciertos, sino en teatros, cines o exposiciones, es donde más protegido se está y donde mejor se está haciendo. Se están tomando todas las medidas necesarias y no ha habido casi contagios, pero aún así se está prohibiendo todo.

C.J.: ¿Qué soluciones propondríais para que mejorase esta situación?

R.M.: Que den ayudas a las salas pequeñas. Lo que no puede pasar es que les obliguen a cerrar y no les den ayudas. Por estas salas es por donde pasaron grupos grandes como IZAL, por ejemplo, y ahora son lo que son. Sin ellas no existirían ni las ‘Rivieras’ ni los ‘Wizink Center’, ni nada.

C.J.: ¿Qué futuro le veis a la música con el tema COVID?

R.M.: Yo creo que a la música le va a ir bien en el futuro. A los artistas les está haciendo crear muchísimas cosas nuevas y cuando todo esto se acabe va a haber un boom brutal. Estamos ligados a la música desde que nacemos hasta que morimos y va a seguir así siempre. Nada va a impedir que la música siga acompañándonos durante toda nuestra vida.

C.J.: ¿Cómo os habéis adaptado a esta situación?

R.M.: Es lo que hay. Seguimos haciendo lo de siempre. Ensayamos juntos, hacemos nuevas canciones y seguimos preparándonos para cuando esté todo mejor.

C.J.: ¿Estáis aprovechando para grabar y componer? 

R.M.: Sí. En breve salen nuevas canciones y la verdad es que están surgiendo cosas muy buenas. Lo mejor que hemos grabado y compuesto en todo este tiempo.

C.J.: ¿De dónde surgen las ideas que os llevan a componer un tema?

R.M.: Frank es el que hace el cuerpo del tema, aunque luego somos nosotros los que lo rematamos. El resultado final son vivencias de todos, cosas que hemos pasado, vivido o superado, trasladadas a una canción.

C.J.: ¿Cuál es el tema que más os ha costado componer?

R.M.: La verdad es que ninguno. Si nos ha llegado a costar componer un tema, significa que no tiene que convertirse en canción y que algo estamos haciendo mal. Al final las canciones surgen porque tienen algo y porque nos gustan. Si algo no te gusta, no vas a seguir con ello, lo apartas y te pones con otra cosa.

C.J.: ¿Cuál es el tema del que más orgullosos estáis?

R.M.: Hablo por todos un poco, y es Quiero ver salir el sol. Y justo ahora, con toda esta situación, con más razón todavía. Todos queremos volver a ver salir el sol. Este tema nos trae muchos recuerdos por el videoclip, por el viaje que hicimos todos juntos a Galicia. Nos representa actualmente. Pero el que más nos gusta es uno nuevo que va a salir próximamente y es el mejor tema que ha hecho Quinto Elemento hasta la fecha. Sin ninguna duda.

Videoclip Quiero ver salir el sol

C.J.: ¿Cómo estáis llevando los ensayos y reuniros para componer con la pandemia?

R.M.: Sin problema. De hecho, es una vía de escape que tenemos. Y más ahora que no se puede salir a tomar nada y que está todo cerrado. Salir de casa y hacer lo que te gusta te ayuda a desconectar y a coger fuerzas.

C.J.: ¿Tenéis futuros proyectos en mente?

R.M.: Sí, siempre hay proyectos en mente. Ya os contaremos más a través de las redes sociales, pero lo más inmediato es sacar un nuevo single para cerrar una etapa y abrir otra que próximamente habrá en el grupo.

C.J.: ¿Tenéis fecha de lanzamiento para un próximo disco? 

R.M.: En principio no hay idea de sacar próximo disco como tal. La idea es ir lanzando singles y ya se verá si hay disco o no. Sería el primer disco porque hasta ahora sólo hemos sacado EPs de cuatro o cinco canciones.

Quinto Elemento. Foto: Alex García

Tags: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n