MENU

La eucaristía de Rubens visita el Prado

Las abstracciones de Rafael Canogar

25 marzo, 2014 Comentarios (0) Visitas: 2225 Arte

Una mirada crítica a la soledad aparente

L Cohen

La sala Azca de la Fundación Mapfre recoge la mirada de la fotógrafa Lynne Cohen (Racine, Wisconsin, 1944) hasta el próximo 11 de mayo, a través de 86 obras que muestran la evolución de la artista desde los años 70 hasta 2012.

Lo cotidiano se torna inquietante en las fotografías de Lynne Cohen, que abandonaría en los años 70 los grabados y la escultura por la eficacia de la fotografía para reflejar la realidad de una sociedad en continuo cambio. Influenciada en sus inicios por el pop art, el cine y la cultura popular americana de los 60, su obra siempre ha tratado «el artificio político, sociológico, intelectual y psicológico» plasmando escenarios interiores de personajes invisibles.

1LIVING ROOM Racine Wisconsin 1971

Living Room (Racine, Wisconsin, 1971), Lynne Cohen

A lo largo de esta exposición, comisariada por Nuria Enguita, participamos de la constante evolución de la artista. En sus primeras fotografías, Cohen retrata espacios más personales, la intimidad de las salas de estar de sus vecinos como reflejo de la clase media de la época, en fotografías de pequeño formato y siempre en blanco y negro. De interiores domésticos, despachos y salones de baile, Cohen desplaza el objetivo de sus imágenes en los años 80 a laboratorios de medicina e ingeniería social, campos de tiro e instalaciones militares, y a balnearios y spas a finales de los años 90, con un mayor interés por registrar el sentimiento de decepción, la claustrofobia incluso en espacios amplios, la manipulación y el control político.

También en los años 80 cambia el tamaño de las fotografías, pasando de ser de pequeño tamaño a obras que permiten una mayor percepción de los detalles de los escenarios representados. El cambio dimensional, junto con la aparición del color en sus fotografías en la década de los 90, ofrecen al espectador, a través de la mirada, una mayor percepción sensorial para intuir los materiales y sus texturas, el ambiente e incluso los olores de esos lugares.

LynneCohen_AZ_13

Lynne Cohen

En toda esta evolución permanece el gusto por la geometría, la iluminación y la precisión en la colocación de los objetos que conforman las escenas, todas ellas reproducciones de interiores solitarios, espacios ajenos donde la huella del ser humano está presente desde la ausencia. Lugares tranquilos, cotidianos, que se vuelven extraños a los ojos del espectador, y que vacíos y carentes de presencia humana, conllevan a la reflexión.

El papel de la fotógrafa se relega a un segundo plano, desde una postura neutral pero sin dejar de lado la ironía, ofreciendo al que mira la obra la opción de imaginar historias y sacar sus propias conclusiones de lugares donde podría haber ocurrido algo, con el único objetivo, según Cohen, de «permitir que los materiales y los objetos hablen por sí mismos. Las cosas ya parecen suficientemente extrañas tal y como son«.

Una exposición que, a través de 86 obras técnicamente muy cuidadas, recoge casi medio siglo de crítica y reflexión social.

LYNNE COHEN
· Fundación MAPFRE – Sala de exposiciones AZCA
· Avda. General Perón, 40 – Madrid (ver mapa)
· Hasta el 11 de mayo de 2014
· Horario: Lunes (de 14 a 21h), de martes a sábado (de 10 a 21h), domingos y festivos (de 12 a 20h)
· Entrada gratuita

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n