MENU

La consagración de Supersubmarina

Maxïmo Park

Guitarras, teclado y mucho Maxïmo Park

8 junio, 2012 Comentarios (0) Visitas: 1136 Música

Love of lesbian, luces y sombras en ‘La noche eterna. Los días no vividos’

Cuando hablamos de Love of Lesbian nos viene a la cabeza todo ese imaginario que han creado a base de magia. Magia musical sí, pero magia al fin y al cabo. Y es que estos catalanes han conseguido que cientos de personas les sigan por toda España y que medio centenar de twitteros tengan como nick el nombre de alguna de sus canciones. Los lesbianos han hecho un mundo propio en el que poder refugiarnos. Desde sus primeros discos en inglés Microscopic movies (1999), Is it fiction (2001), Ungravity (2003) pasando por Maniobras de escapismo (2005), Cuentos chinos para niños del Japón (2007) y el aclamadísimo 1999 (2009) Love of Lesbian han sabido llevar el indie y el espectáculo a su máxima expresión.

En 2010 fueron premiados por Rolling Stone a la Mejor gira, no hay pueblo o ciudad que no hayan pisado, al menos, tres veces y aún así han seguido llenando salas y recintos festivaleros. Hemos saltado, gritado y cantando como locos con ellos y ahora tras ningún mes de descanso vuelven a la carga con su séptimo disco La noche eterna. Los días no vividos (2012, Music bus).

Un disco lleno de luces y sombras con recovecos en los que poder perdernos y disfrutar con las persianas bajadas de 77 minutos de música. «Somos conscientes de que este disco puede ser el hermanito feo de 1999» dice Santi Balmes. Todos los discos de Love of Lesbian cuentan una historia, si la de 1999 era la del inicio y el declive de una relación de pareja la de este es una novela triste, llena de altibajos, atípica y con momentos de lucidez que atisban lo que ellos pretendían: hacer un disco más maduro. Aunque eso es discutible después de escuchar Pizzigatos (parece la precuela de Miau) y sobre todo Toros en la Wii (Fantástico) frikada imposible que sólo se les podría ocurrir a ellos y que, en mi caso, no puedo dejar de escuchar. Otros temas como BeliceOniria e Insomnia o La noche eterna (canción que abre el disco) tienen ese halo de melancolía que tan bien se les da crear. 

Gracias o por culpa de los sintetizadores, tan queridos y odiados y los arreglos con la voz de Santi en segundo plano (a lo J de Los Planetas) se ha perdido toda esa esencia que tenían los discos anteriores y que hacía que las canciones brillasen. Por eso nos preguntamos si no hubiera sido mejor que Love of lesbian hubiesen descansado unos cuantos meses antes de embarcarse en un nuevo proyecto. Por lo demás, como dice Balmes «a quien le guste Love of lesbian lo escuchará entero y a quien no, le parecerá un doble truño». A pesar de todo han conseguido en tiempo récord ser número 1 en ventas y nosotros sólo nos podemos alegrar por ello. 

{youtube}3GqTzn7Hi3U{/youtube}

El videoclip de Oniria e Insomnia lo ha rodado, la siempre imprescindible, Lyona

Tags: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n