MENU
Emilio Ruiz Barrachina

Emilio Ruiz Barrachina: «El cine no es pasear por...

Javier Muñoz: “Trabajar con Garci ha sido el final...

21 junio, 2020 Comentarios (0) Visitas: 672 Cine y Televisión

Las salas de cine: el lugar donde se atraviesa la pantalla

Sala de cine

Entras en la sala, te acomodas en la butaca, las luces se apagan. Durante unos segundos se hace el silencio y empiezan los tráileres. Ya comienza, solo se escucha la película y de fondo el sonido del encuentro entre los dientes y las palomitas. El largometraje llega a su fin, aparece en pantalla todo el equipo y las luces se encienden. El silencio se rompe y te arranca del mundo paralelo en el que estabas sumergido. Las salas de cine han vuelto a abrir.

Durante el confinamiento se incrementó exponencialmente el consumo de contenidos audiovisuales mediante plataformas digitales: Netflix, HBO, Disney+, Filmin, Prime Video, Movistar+ o Apple TV, entre otras. Conviven con nosotros día a día, son una parte de nuestros hábitos de consumo.

Cuando se crearon muchos estaban en contra porque las veían como una amenaza para el cine tradicional. Sin embargo, poco a poco se han ido aceptando como una nueva forma de ver cine. Algunos reconocidos directores las han usado para estrenar y/o distribuir sus últimos trabajos. Este es el caso de Historia de un matrimonio de Noah Baumbach, película producida por Netflix y Heyday Films o El irlandés de Quentin Tarantino, distribuida por la plataforma.

Suscitaban la polémica no solo por la posibilidad de restar audiencia al cine convencional, también porque entonces no había una ley que las regulara.  Los grupos mediáticos Telefónica, Orange, Vodafone, Atresmedia o Mediaset debían pagar una tasa destinada al cine europeo y contribuir a la financiación de Televisión Española, a diferencia de las plataformas.

HBO, Netflix, Movistar+ y Amazon Prime Video se crearon en 1972, 1997, 2015 y 2016, respectivamente. Sin embargo, no pagaban nada porque no eran consideradas como ‘operadores de servicios de telecomunicaciones’. La situación cambió hace dos años con la Directiva de Servicios de Comunicación Audiovisual que lanzó la Unión Europea. Por tanto, actualmente están más controladas y todo apunta a que seguirán en auge. Disney+ y Apple TV se crearon el año pasado y aún falta por estrenar Peacok de NBC Universal. A ella se unirá la que lanzarán Telefónica y Atresmedia de manera conjunta.

Es innegable que estos soportes ofrecen una nueva forma de disfrutar series y películas desde cualquier lugar del mundo con un dispositivo, pero no debe quedar en el olvido ir al cine. Aunque la película se pueda ver unas semanas después en una plataforma online, no se vivirá de la misma manera. Ningún soporte digital podrá sustituir la experiencia de ir a ver un estreno en la gran pantalla. El séptimo arte merece ser bien recibido, porque las salas han vuelto a abrir sus puertas para que podamos vivir de nuevo esa experiencia y sentir el cine más allá de la película, más allá de la pantalla.

Tags: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n