MENU
Exposición "Frontalismos"

Gabriel Asdrúbal Martín: “Durante un año no me separé...

Caleidoscopio bodas y Con tocados y a lo loco

26 mayo, 2016 Comentarios (0) Visitas: 1905 Arte

La Sala Canal de Isabel II acoge la fotografía poética de Paco Gómez

'Archivo Paco Gómez. El instante poético y la imagen arquitectónica' estará en Madrid hasta el 24 de julio

‘Archivo Paco Gómez. El instante poético y la imagen arquitectónica’ estará en la Sala Canal de Isabel II hasta el 24 de julio

Años 60-70. Un padre y su hijo caminan de la mano por un solar abandonado en un barrio periférico de Madrid. Un tranvía recorre solitario el paseo de Extremadura. Graffitis, muros, medianeras y fachadas perfilan la silueta de una ciudad en desarrollo. Todo, teñido de blanco y negro. Estas imágenes, memoria gráfica de una España en pleno desarrollo urbanístico, pertenecen a la exposición Archivo Paco Gómez. El instante poético y la imagen arquitectónica, compuesta por más de cuatrocientas instantáneas, libros y revistas del fotógrafo Francisco Gómez (Navarra, 1918 – Madrid, 1998). Se trata de la primera retrospectiva completa y contextualizada del artista navarro, que podrá visitarse en la Sala Canal de Isabel II hasta el próximo 24 de julio.

El Madrid de la posguerra según Gómez

El Madrid de la posguerra, según Gómez

Gómez, que siempre se definió a sí mismo como un fotógrafo amateur, ha sido una de las principales figuras de la fotografía de la segunda mitad del siglo XX. Autodidacta, ingresó en la Real Sociedad Fotográfica de Madrid en 1956. Junto a otros fotógrafos que rechazaban la herencia pictorialista y el “salonismo” propio de la fotografía española de la Dictadura, como Ramón Masats o Gabriel Cualladó, fundó el colectivo La Palangana, germen de la Escuela de Madrid. Buscaban ofrecer un testimonio veraz de su época, alejándose de criterios academicistas, y se les atribuye el nacimiento de un Neorrealismo español.

Paco Gómez, por su parte, experimentó e introdujo una nueva manera de trabajar la imagen en la fotografía contemporánea, ligada a fotógrafos como Aaron Siskind, Brassaï o Paul Strand. Su obra revela una gran preocupación por la temática social, cercana al existencialismo del neorrealismo italiano, y nos regala el retrato más poético de la España de la posguerra. Gómez se regodeaba en la instantánea, trascendía con ella el mundo real. Rastros, sombras, muros, espacios desnudos… Encontraba belleza en objetos y lugares aparentemente banales. Con un “simple” clic capturaba la rigurosidad formal, la abstracción, la sencillez, el simbolismo, la expresividad, la sobriedad o el más absoluto silencio.

La exposición, centrada en la colaboración del fotógrafo con la revista Arquitectura, recupera los trabajos que le dieron a conocer, reflejo de los rasgos definitorios de su estilo. Así, la muestra reconstruye las transformaciones arquitectónicas y el crecimiento del Madrid de los 70, a través de un lenguaje visual sencillo y austero. El Paseo de Extremadura, la Guindalera, el barrio de la Concepción, San Blas… Calles y barrios periféricos con edificios deshabitados, especulación, migración y proyectos de destacados arquitectos de la época.

Sencillez, austeridad y simbolismo en la obra de Gómez

Austeridad y abstracción en la obra del fotógrafo

Para trazar ese aura de decadencia, tensión y expansión urbanística, el fotógrafo combinaba panorámicas desoladoras con primeros planos de grietas, desconchados y demás deterioros constructivos. Buscaba referencias reales en las texturas de las paredes (un Cristo, un búho, una mora, etc.), labor de abstracción que remite a la pintura de Antoni Tàpies, Joan Miró o Francisco Miralles. Personajes anónimos y artistas, representados a menudo por medio del retrato, refuerzan aún más el desamparo de una Madrid a la deriva.

“Francisco Gómez es una de las grandes figuras escondidas de la fotografía española. Sigue siendo, por varias razones, un gran desconocido”, asegura Alberto Martín, comisario de la exposición. Ese gran desconocido fue un fotógrafo comprometido, concienciado con la precariedad que asolaba a la España de su tiempo, que se rebeló contra la moda pictórica que gobernaba el oficio y reinterpretó el arte de la fotografía. De este modo, la exposición reivindica la figura del autor navarro, pieza clave dentro de la historia de la fotografía española contemporánea, ese genio que dibujaba poesía con el “simple” disparador de una cámara.

Tags: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n