MENU

Adiós al escritor, eternidad a su obra

Adiós al periodista que abrió el Hotel Savoy en...

7 enero, 2015 Comentarios (0) Visitas: 2213 Letras

José C. Vales, premio Nadal 2015

1420585373790

Como cada 6 de enero, se fallaba anoche en Barcelona la 71º edición del Premio Nadal de Novela, que ha recaído este año en el traductor zamorano José C. Vales (1965), quien ya había publicado con cierto éxito su primera novela El pensionado de Neuwelke (Planeta, 2013). Ahora, su segunda obra, Cabaret Biarritz, presentada al concurso bajo el título de Las noches de Lili Q., y el seudónimo de Gavroche, ha sido reconocida por un jurado compuesto por Germán Gullón, Lorenzo Silva, Clara Sánchez, Andrés Trapiello y Emili Rosales como la novela ganadora del Nadal 2015. Dotado con 18.000 euros, el premio lo convoca desde 1944 la editorial Destino, que el día de Reyes también concede, junto al Nadal, el premio Josep Pla, uno de los más prestigiosos de la literatura en catalán y que ha recaído este año en la obra El poeta del poble, de Andreu Carranza (1957). 

A la izquierda, C. Vales, premio Nadal, junto a Andreu Carranza, ganador del Josep Pla

A la izquierda, C. Vales, premio Nadal, junto a Andreu Carranza, ganador del Josep Pla

Tanto la obra de Vales como la de Carranza tratan sobre un escritor. Si bien el del primero ficticio, aunque sobre un caso real: la investigación del misterioso asesinato de una chica ocurrido en Biarritz (Francia) en el verano de 1925, con un estilo de toques fantasmagóricos y románticos, de los que gusta el zamorano, licenciado en Filología Hispánica y especializado después en filosofía y estética de la literatura romántica. Pero Vales se ha desarrollado como escritor a partir de su experiencia durante 15 años en el mundo editorial, además de traducir obras de autores, como los Cuentos de Navidad, de Charles Dickens; Orgullo y prejuicio, de Jane Austen; el Frankenstein, de Mary Wollstonecraft y Percy B. Shelley, entre otros autores. Por otro lado, la atormentada vida de un escritor, en este caso real, Jacint Verdaguer, protagoniza la novela ganadora del Josep Pla, con 6.000 euros.

El premio Eugenio Nadal se entregó por primera vez en 1944 y lo inauguró Carmen Laforet con su novela Nada. Un galardón importante que en sus primeros años señaló a autores desconocidos llamados a ser grandes nombres de la literatura española, como el caso de Miguel Delibes, a quien el premio Nadal le animó a seguir escribiendo porque él decía que este galardón era, antes, como «las oposiciones a escritor», y que si el vallisoletano no lo hubiera ganado en el año 1947 con La sombra del ciprés es alargada, «posiblemente hubiera soltado la pluma y no hubiera escrito una línea más». También han recibido el premio autores como Rafael Sánchez Ferlosio, por El Jarama (1955); Carmen Martín Gaite, por Entre visillos (1957); Ana María Matute, por Primera memoria (1959); Francisco Umbral, por Las ninfas (1975); Manuel Vicent, por Balada de Caín (1986); Juan José Millás, por La soledad era esto (1990); Álvaro Pombo, por El temblor del héroe (2012); o La vida era eso, por Carmen Amoraga (2014).

Sin duda, un premio consolidado que se ha convertido desde que nació, en aquella época de la España grisácea, en el mejor regalo de Reyes de los escritores que lo han recibido.

13882603308267

Imagen de 1953 con varios de los premiados del Nadal. De pie, de izquierda a derecha: José María Gironella, José Suárez Carreño, José Félix Tapia, Miguel Delibes. Sentados: Carmen Laforet, Dolores Medio y Luis Romero. Fuente: El Mundo

 

 

Tags: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n