/

La Fundación Canal nos invita a viajar por el mundo de los sueños

Visita a la muestra
Los alumnos en la exposición

El pasado 22 de febrero los alumnos del Máster en Periodismo Cultural visitaron la exposición Surrealismos. La era de la máquina en la Fundación Canal

Este 2024 está siendo el de los centenarios en el mundo del arte. Se cumple el centenario del nacimiento de Antoni Tapies y Eduardi Chuillida, así como la conmemoración del primer Manifiesto del surrealismo (1924). Mientras galerías y museos se preparan para la afluencia de visitantes en sus exhibiciones conmemorativas, no dejan de anunciarse exposiciones en torno a este movimiento del siglo pasado.

La última en unirse a la gran fiesta surrealista ha sido la Fundación Canal con Surrealismos. La era de la máquina. La muestra coloca dicho invento como eje central del movimiento artístico, peo parce que hace falta engrasar los engranajes, porque la propuesta expositiva no funciona tan bien como se espera por las obras e imágenes que presenta.

Visitantes a la exposición
Alumnas del máster en la muestra

El estallido de la Primera Guerra Mundial marcó un antes y un después en la historia del arte. El desencanto de muchos artistas por las corrientes anteriores -desde el impresionismo hasta el cubismo-, les empuja a reflexionar sobre los nuevos retos a los que se enfrenta una sociedad apoyada en la industria, la ciencia y la máquina. Con este contexto, el centro cultural madrileño propone un recorrido con una nueva lectura de las obras de Man Ray, Francis Picabia, Alfred Stieglitz o Marcel Duchamp.

La exposición

El reducido espacio, aunque muy bien distribuido, de la Fundación Canal se divide en cuatro apartados. El primero de ellos, bajo el título El nuevo mundo y la fotografía pura, seguido de Del desnudo artístico al cuerpo como máquina, De la abstracción a la máquina y, por último, Eros y máquina.

Muchas de las obras que podemos encontrar en la exposición, en especial las de Man Ray, en realidad no tenían ningún cristal, lo que permitía que se pudieran tocar e interactuar con ellas. Sin embargo, por motivos de seguridad y de conservación, muchas de estas piezas cuentan ahora con este elemento.

Exposición
Imagen de la muestra

Lo que obsesionaba a este arte contemporáneo era el ojo. Esto se explica a través de esa forma que tenían de interpretar y mirar de una nueva forma el mundo. Es por eso que la mirada y los ojos son habituales en las obras de esta época. Como ejemplo podemos citar Objeto para ser destruido (Man Ray, 1923), un pequeño readymade que usa un metrónomo donde le coloca la fotografía de un ojo en este, y juega con la perspectiva para que se abra y cierre. La mirada es la de su expareja Lee Miller, quién rompió con él poco antes de crear la escultura. A través de este, intentaba reflejar el poder del amor. Años después, esta pieza fue destruida por un grupo de jóvenes. Esto sirvió para que el creador cobrara el seguro y con ese dinero comprara cientos de metrónomos con los que creó otra obra, esta vez llamada Objetos indestructibles (Man Ray, 1964).

Otra figura muy destacada de la exposición es el fotógrafo estadounidense Alfred Stieglitz, quien intentó que la fotografía se ganase un hueco en el mundo del arte por sí misma. La exposición dedica gran parte de su espacio a esta relevante figura del surrealismo.

La muestra es gratuita y se puede visitar hasta el próximo 14 de abril. También cuenta con la posibilidad de poder visitarse de forma online a través de su página web para disfrutarla en solitario o acompañado por un guía.

Carlos Samuel Herrera Martínez

Carretereño, cordobés y andaluz. Estudiante y enamorado del cine, pero sobre todo de los gatos. Jugador de baloncesto y músico frustrado, a ver si el periodismo se me da mejor.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.