MENU

Muere el gran difusor de la música clásica, Fernando...

Pablo Alborán, el principal de los 40

5 diciembre, 2013 Comentarios (1) Visitas: 1649 Música

¿Funciona el modelo Spotify?

Internet supuso una revolución para el mundo entero, y más a comienzos de siglo, cuando la alta velocidad llegó a los hogares de España. Desde el 2000 se han consolidado muchas plataformas culturales, pero desde el comienzo de la web, los usuarios se acostumbraron a no pagar por escuchar música, ver películas o leer libros. La cultura se ha visto profundamente dañada por la piratería, concepto tan intrínseco en el mundo online.  El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert declaró ante los medios de comunicación españoles que «Es muchísimo más grave el tema de la piratería que el del IVA».

pirateria

La piratería daña al sector cultural

Después de luchar  contra servicios que hacían posible las descargas ilegales, la industria cultural se dio cuenta de que el modelo digital podía ser viable. Sólo hace falta echar la vista atrás para ver plataformas legales como iTunes, creada en su momento por el fundador de Apple, Steve Jobs. Más adelante, surgieron servicios en streaming como Spotify, el cual se basaba en que el modelo de negocio de la industria cultural había cambiado y que la gente ya no quería tener el producto, sino poder usarlo cuando quisiera. Este modelo representaba algo nuevo para el usuario ya que ofrecía una tarifa plana que el modelo de Jobs no lo hacía

En el caso de la música, la caída de ventas de los soportes físicos no ayudaba, tanto  los casetes como los CD´S ocurrió lo mismo  y, el sector musical pudo ver cómo las ventas descendían en muy poco tiempo, a medida que los internautas conocían programas para descargar las canciones que demandaban. Por este motivo, este sector, al igual que los otros, vio su oportunidad en algunos tipos de plataformas legales, como Spotify. Pero, como en todo gran invento, muchos pronosticaron, en los inicios de este servicio en streaming, un modelo de negocio que no valía la pena, ya que este no ayudaba a los nuevos artistas, porque no conseguían una parte justa en sus ganancias.

El último problema relacionado con la música digital salió a la luz el pasado lunes 2 de diciembre, cuando  cuando Thom Yorke, cantante del grupo Radiohead decidió retirar de Spotify su disco como solista The Eraser y el disco de su grupo Atoms for peace  «Amok».

A través de Twitter, el cantante señaló que los nuevos artistas no reciben un pago justo por sus canciones. «Estamos haciendo esto por los demás músicos», afirmó Yorke en su cuenta después de que otro usuario de la red social le recriminase sus declaraciones por «interesadas».

Spotfy

Spotfy

Estas declaraciones fueron respaldadas por el productor Nigel Godrich, también miembro del grupo Atoms for peace, quien se despachó a gusto contra Spotify en Twitter. «Alguien tiene que decir algo. Es malo para la nueva música» fue la sentencia de este productor.

Pero según la página web de Spotify, este servicio paga un 70 % a aquellos que tienen los derechos de la música, incluidos artistas, sellos discográficos y sociedades. He aquí el principal debate. ¿Funciona realmente el modelo Spotify?

«Se trata de establecer un modelo que sea valioso. Mientras tanto los pequeños sellos y los nuevos artistas no pueden continuar. No está bien», señala Godrich en un tuit, y aboga por un debate en torno al modelo.

«Si se tiene un gran catálogo entonces es fácil obtener dinero. Pero para hacer nuevos discos hace falta dinero” ha declarado el productor, que, se ve que discrepa con el nuevo modelo ya que no debe ser la principal herramienta de financiación.

Según Jim Fusilli, crítico de rock y pop del diario The Wall Street Journal, Spotify es más un vehículo de exposición que de financiación. «Creo que Spotify, con la estructura actual, funciona mejor como un vehículo para exponer a las audiencias a nuevos artistas. Pero si los datos indican que los consumidores usan Spotify en vez de comprar música, entonces no está haciendo un buen servicio a los artistas, que son últimamente los responsables de que haya música» han sido las declaraciones del crítico. «Los artistas que rompen sus relaciones con Spotify señalan que la estructura de compensación no es justa» ha añadido.

Por otra parte, la plataforma, ante esta represalia ha realizado un comunicado que resalta: «Estamos 100% comprometidos a convertir a Spotify en el servicios más amigable para con los artistas, y estamos en permanente contacto con managers y artistas para que nos ayuden a entender cómo construir sus carreras»

Además de estas declaraciones, para contrarrestar la ola de descontento por la cuantía de sus pagos, la plataforma de origen sueco ha presentado Spotify Artists. «Un nuevo sitio web dirigido a los artistas que ofrece una serie de recomendaciones y reglas generales para artistas y managers acerca de cómo sacar el máximo partido a Spotify. Esta web también explica en detalle el modelo de negocio de Spotify, con cifras específicas y las ecuaciones utilizadas para calcular los pagos mensuales a los propietarios de derechos. Vamos a revelar una tasa media ‘por escucha’ así como la ecuación que explica cómo los artistas son remunerados a través de Spotify en detalle», dicen desde su agencia de comunicación española.

Lo que parece estar claro de todo esto, es que el modelo que propone esta empresa funciona perfectamente para aquellos artistas consolidados, pero ¿qué ocurre con aquellos músicos que empiezan en el negocio? He aquí la principal cuestión, todavía está por llegar un modelo que guste a todos, un modelo que apueste por los artistas y los consumidores.

Tags: , , ,

One Response to ¿Funciona el modelo Spotify?

  1. Jose M. dice:

    Interesante, para cuando una plataforma solo para artistas noveles con una pequeña remuneracion para ellos, ¿por que es tan dificil piratear los videojuegos y no los CD de grandes artistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n