MENU

Concha Velasco desgarra en «Hécuba»

«Los miércoles no existen», teatro en off para combatir...

14 febrero, 2014 Comentarios (0) Visitas: 1299 Escena

El mejor viaje del CDN

Imagen de una escena de la obra

Ocho son los actores que conforman el elenco completo

El teatro tiene veneno, afirma contundentemente Arturo Galván a los pocos minutos de dar comienzo El viaje a ninguna parte. ¡Y tanto si lo tiene! Una hora y media de actuación, un trabajo maravilloso que transporta al espectador a mediados del siglo XX. La historia, escrita en 1985 por Fernando Fernán Gómez, gira en torno a las dificultades y las diferencias de los seis actores que componen una pequeña compañía teatral, Iniesta-Galván. Una reivindicación a favor del teatro, una memoria a todo lo que tuvo que luchar para competir con el cine, la radio y los demás entretenimientos modernos que surgían a raíz de los avances tecnológicos. Una mirada al pasado, hacia un atrás que encontraba piedras como losas en la más estricta vida rural; miseria y hambre. Y, sobre todo, cómo nada de esto puede con el teatro, porque «el teatro vivirá siempre».

Desde hoy y hasta el 6 de abril, esto es lo que propone el Centro Dramático Nacional para el Teatro Valle-Inclán. Una opción entretenida y ambiciosa, que mantiene la esencia pura del texto de Fernán Gómez con una adaptación de la mano de Ignacio del Moral. Una escenografía que incorpora el humor con toques pícaros y la melancolía que resuena en ecos del pasado. Unos personajes profundos y entrenados en la más absoluta honestidad de lo que son y lo que quieren, entre los que se enlazan amores y desamores, odios, frustraciones y desventuras, para conseguir anudarse en un final transparente y realista, fiel y sensato.

No podía esperarse menos de la consagrada Carol López, que, si ya deslumbró con la dirección de Hermanas, ahora agarra la batuta con más fuerza y nos hace disfrutar de un resultado preciso y sorprendente. Si bien es cierto que las piezas de su puzzle particular son fáciles de dirigir y encajan perfectamente: Amparo Fernández, Antonio Gil, Andrés Herrera, Olivia Molina, José Ángel Navarro, Tamar Novas, Miguel Rellán y Camila Viyuela, realizan un trabajo de soberana calidad que atrapa cada butaca con una fuerza desorbitada. Cantos, lágrimas, sexo y camino, un largo camino, un viaje real que termina por apuntar al mundo onírico de lo que podría haber sido.

Ya lo saben, en este viaje hay sitio para todos y un camino infinito por andar. Déjense envenenar.

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n