MENU

Verano en diciembre, verano en la sangre

ven a bailar con nosotros

Ven a bailar con la Compañía Nacional de Danza

20 noviembre, 2013 Comentarios (0) Visitas: 1335 Escena

El asesinato más mediático

El próximo 22 de noviembre se cumplen 50 años del asesinato más mediático de la historia, el asesinato de John F. Kennedy. Un líder carismático que ha sido recordado principalmente por la guerra de Vietnam, su vida personal, y sus aventuras con Marilyn Monroe. Pero ,sobre todo, por aquel fatídico desfile en descapotable por la ciudad de Dallas del 1963, en la que un francotirador acabó con su vida.

Aprovechando estas “bodas de oro”, desde Cultura Joven no queremos dejar pasar la oportunidad y para ello hemos asistido a ver la obra “Los Hijos de Kennedy”, basada en el libro de Robert Patrick, y que se está representando en el teatro Cofidis Alcazar de Madrid.

La trama se desarrolla dentro de un bar, que es el lugar idóneo para contar historias o ser escuchadas, aunque te rodeen desconocidos. Por eso los cinco protagonistas de la historia van relatando la amargura de sus vidas colmadas por el fracaso, aunque en ocasiones no se sabe si están todos a la vez en el bar, o se produce en momentos diferentes. Además, estos cinco personajes reflejan a grandes rasgos los cinco perfiles de personas blancas que había en los Estados Unidos durante los años 60 y principios de los 70, que van desde Wanda (Emma Suárez), una secretaria admiradora del presidente Kennedy, a Rona (Ariadna Gil) que refleja a los activistas que pasan de ser hippies, a ecologistas. Entre ellos, quedan en medio Sparger (Fernando Cayo), actor fracasado que da vida a todos los que añoraban los 60 aunque solo les habían traído desgracias. Y nos faltan un soldado loco por el horror de la guerra, Mark (Alex García) y una imitadora de Marilyn, Carla (Maribel Verdú), que solamente consigue ser una prostituta sin poder.

"Los hijos de Kennedy"

Obra representada en el Teatro Cofidis Alcázar de Madrid

La adaptación ,realizada por José María Pou, vuelve a las tablas con este nuevo reparto, con una interpretación que es sencillamente espectacular, siendo importante destacar la brillantez con la que Maribel Verdú da vida a esta imitadora con «voz de tontita»,  que de tonta no tiene un pelo. Y de Fernando Cayo que está excepcional en su papel, y deja sin palabras a cualquiera.

Además, la obra utiliza una mezcla de efectos audiovisuales y de sonido, rescatados de la década de los 60, que amenizan la obra. Sin embargo, la trama de algunos personajes se vuelve en ocasiones monótona, fuera de sitio e incluso repetitiva, como es el caso de la sindicalista Rona, que antes de que exprese sus pensamientos ya se pueden intuir por dónde van a transcurrir y qué situaciones va a destacar.

Es digno de mención, que José María Pou acierta manteniendo la esencia personal de cada personaje que ve rotos sus anhelos más íntimos, como la activista pacífica que sólo recibe palos y que ve que una revolución pacifista siempre termina de forma violenta. Un actor fracasado que trabaja en un lugar donde solo importa actuar, pero cuando comienza el éxito se convierte en un fin en sí mismo. Un soldado totalmente desubicado, que ha perdido sus principios morales e ideológicos, y no sabe qué pensar. Una prostituta imitadora de Marilyn, que comprende que solo ha llegado a ser una prostituta de gente sin nombre. Y por último, una secretaria admiradora de Kennedy, que se de golpe con la realidad, al darse cuenta que lo que para ella fue indispensable, para otros no es absolutamente nada.

Siendo estos últimos algunos de los momentos que hacen reflexionar y darse cuenta de que la vida no es una línea, sino más bien un cubo de Rubik imposible de completar porque está en constante cambio, y el movimiento que diste nunca se puede rectificar.

Una obra con un reparto de lujo que se representa los miércoles, jueves y viernes  a las 20:30 horas, y los fines de semana (sábados a las 19:00, y 21:30 horas, y los domingos a las 19:00)  y que no se pueden perder. Por el momento, estará en cartel hasta el 12 de enero de 2014.

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n