MENU
Death Banda Punk

El punk afroamericano en cinco canciones

Jose Menese Rafael Alberti

El cante jondo en cinco partes

22 marzo, 2021 Comentarios (0) Visitas: 472 Música

Diez álbumes de folk imprescindibles que cumplen 50 años

Hace bastante tiempo ya que dejó de estar de moda la idea del artista solitario con su guitarra acústica, entonando penas o cantando alegrías, pero hace medio siglo la música folk se encontraba en la cima, tras haberse expandido y diversificado de manera trepidante desde mediados de los años sesenta. A continuación presentamos los diez mejores álbumes de folk de 1971, que este año cumplen las cinco décadas de edad.

GENE CLARK – WHITE LIGHT

Gene Clark White Light

Segundo álbum en solitario del artista norteamericano, que deja fluir sus raíces nativas con un country folk íntimo y poético. White Light, como casi todos sus trabajos tras abandonar The Byrds, vendió muy poco a pesar de las excelentes críticas. Una promoción modesta y la negativa de Clark a girar no ayudó a que se vendieran más copias. Contiene una versión de Tears of Rage, canción dada a conocer en el álbum Music from Big Pink de The Band. Además, Bob Dylan diría del tema For a Spanish Guitar que se trataba de uno de los mejores jamás escritos.

DAVID CROSBY – IF I COULD ONLY REMEMBER MY NAME

If I Could Only Remember David Crosby My Name

Seguimos con The Byrds, en este caso con el álbum debut de David Crosby. Rodeado de grandes músicos y mejores amigos como Graham Nash, Neil Young, Joni Mitchell y miembros de Jefferson Airplane, The Grateful Dead y Santana, se sacó de la manga un evocador álbum, tal y como su portada, que mezcla tan bien folk rock y psicodelia. Cowboy Movie, con más de ocho minutos de duración y una letra con sabor al Oeste americano, es una de las canciones destacadas. Un álbum por momentos místico (Orleans parece beber vocalmente de los mejores Beach Boys de la época) que no decae en ningún momento.

KAREN DALTON – IN MY OWN TIME

Karen Dalton In My Own Time

El segundo y último álbum de la artista estadounidense cuenta con un regusto country; acompañada, además, de violines, banjos, clarinetes y trompetas. El resultado es tan único como la propia voz de Dalton, imposible de no amar. Con la versión de When a Man Loves a Woman hace suya una canción más que conocida. Destacan también las canciones Katie Cruel, que Dalton canta cual trovadora, y Are You Leaving for the Country, que cierra un álbum perfecto para escuchar en una tarde lluviosa sin salir de casa.

JOHN PRINE – JOHN PRINE

John Prine 1971

Continuamos con el country folk (y la gama cromática en portadas). El álbum debut de John Prine, que toca temas que van desde la drogadicción en veteranos de guerra, el más que difícil trabajo de los mineros, su afinidad por los ancianos, hasta canciones protesta contra el chovinismo, es sin duda una muestra genuina del talento del compositor de Illinois. Canciones directas al corazón o, en palabras de Bob Dylan, «puro existencialismo proustiano«.

LEONARD COHEN – SONGS OF LOVE AND HATE

Songs of Love and Hate Leonard Cohen

«I stepped into an avalanche, it covered up my soul«, así comienza uno de los álbumes más oscuros de esta lista. El tercer larga duración de Leonard Cohen es pesado y profundo. Con poco éxito en los Estados Unidos, vendió bastante mejor en Reino Unido y Australia. Contiene las maravillosas Famous Blue Raincoat y Joan of Arc, un diálogo entre la heroína francesa y el fuego que la consume en la hoguera. Sin duda alguna, un álbum no apto para escuchas livianas.

JUDEE SILL – JUDEE SILL

Judee Sill

La vida de Judee Sill no fue nada fácil, adicta a la heroína, pasó tiempo en la cárcel y llegó a prostituirse para costear los gastos de su adicción. A pesar de esto, su álbum debut es un canto a la vida, una joya folk que comienza con una balada preciosa como Crayon Angels. Destacamos también temas como Jesus Was a Cross Maker o My Man on Love. Sill falleció con 35 años de edad a causa de una sobredosis, ocho años después del lanzamiento de este álbum. Su memoria sigue viva, habiéndose reeditado sus dos álbumes de estudio.

DONOVAN – HMS DONOVAN

HMS Donovan

Donovan saltó a la fama a mediados de los años sesenta como cantautor folk, lanzando ocho álbumes desde 1965 a 1970. HMS Donovan, su segundo álbum doble, es una deliciosa compilación de canciones infantiles. Más de la mitad del álbum se compone de canciones tradicionales y poemas para niños, reinterpretados por él mismo. Se trata del álbum más buscado por los coleccionistas del artista escocés, al tratarse del larga duración que obtuvo menos ventas de su carrera. Sin embargo, se trata de un álbum digno de escuchar, extraordinariamente dulce y extrañamente sugerente.

TOWNES VAN ZANDT – DELTA MOMMA BLUES

Delta Momma Blues Townes Van Zandt

Otro artista que no lo tuvo nada fácil fue Townes Van Zandt. En su cuarto álbum, el artista norteamericano continúa en su línea de canciones introspectivas. Si bien el álbum es en general bastante oscuro, temas como Come Tomorrow y Tower Song, muestran a un Townes afable y optimista. Destaca el penúltimo corte, Rake, un lóbrego canto sobre el hedonismo y la juventud. Un álbum cargado del plomo y del polvo del sur de los Estados Unidos.

JONI MITCHELL – BLUE

Joni Mitchell Blue

Blue es el cuarto álbum de Joni Mitchell, un clásico considerado como uno de los mejores álbumes de todos los tiempos. La artista canadiense elabora un mapa de las relaciones humanas en diez canciones, desde la inseguridad hasta la infatuación. Acompañada de su guitarra, piano y un dulcémele de los Apalaches, Joni Mitchell consigue transportarnos a su propio mundo, un lugar sin secretos, donde no hay trampa ni cartón, donde todo nos es revelado.

NICK DRAKE – BRYTER LAYTER

Nick Drake Bryter Layter

El segundo de los tres álbumes de estudio que compondría el músico inglés antes de su fallecimiento en 1974, con tan solo 26 años, es una colección brillante de canciones magistralmente arregladas de forma orquestal por el grupo Fairport Convention, John Cale de The Velvet Underground, Mike Kowalski y Ed Carter (músicos que habían trabajado con The Beach Boys) y el propio Drake. Una obra maestra del folk-pop barroco repleta de flautas, violines, pianos y clavicémbalos para hacerte soñar despierto.

Tags: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n