MENU

ASTRUD & COL.LECTIU BROSSA/ LO NUEVO

Portada disco Norah Jones

NORAH JONES FEATURING…

3 diciembre, 2010 Comentarios (0) Visitas: 1038 Música

DIAGNÓSTICO: NOSTALGIA CLÍNICA

Clinic es uno de esos grupos que siempre conviene guardar en la recámara. Sus ritmos atrapantes, la enfermiza voz de Ade Blackburn, unas letras indescifrables y sumamente sexuales… todo ello escondido tras las asépticas máscaras que visten en todas sus muestras ante el público.

 

 

Un post punk cuidado, muy dispar en cada canción gracias a esos repentinos pero matemáticos cambios de ritmo. Y es que así suenan: a un ordenado caos, a una espiral metódica. Limpios, clínicos, pero abundantes en sonidos y sensaciones. Como muestra, el famoso ‘If you could read your mind’, single del album Visitations (2006) que todavía, a día de hoy, sigue siendo un himno para los djs más post punk de cualquier ciudad.

Y ahora vuelven, tras dos años en los que han girado presentando Do It! (2008) pero también han parado, han compuesto y han parido Bubblegum (2010). Para presentarlo, nada mejor que el single, ‘I’m aware’, que es representativo de lo que nos encontraremos en esta nueva caja de sorpresas. Un sonido envolvente, murmullos, susurros…esa sexualidad permanente de Clinic pero con una nota melancólica que antes sólo dejaban ver en algún que otro tema que se les escapaba en los discos.

Bubblegum es morriña, nostalgia y es, ante todo, esencia Clinic. Dejan a un lado los ritmos frenéticos para volcarse en su claustrofobia sentimental. ‘Baby’, ‘Linda’ o ‘Freemason Waltz’ son canciones benevolentes con el oído que podrían definirse como las nanas que compondrían los de Liverpool; son diametralmente opuestas a las antiguas ‘Porno’ o ‘D.P.’. Sin embargo, mantienen esa atmósfera cruel y un tanto psicotrópica tan característica de Clinic.

Incluso se cuela un título en español: Un astronauta en el cielo, tema instrumental de dos minutos con una guitarra acústica y teclados que recrearían un contexto muy adecuado para Fox Mulder y Dana Scully. El tema que da nombre al disco abusa de distorsión y de disonancias. Blackburn no se desgañita, gime y dulcifica su voz aumentando todavía más, el contraste con la música. Es, simplemente, genial. Quizás, uno de los temas más acordes con el pasado de Clinic, junto con ‘Orangutan’, ‘Lion Tamer’ o ‘Evelyn’.

Sin duda, Clinic han cambiado. Y dudo que con Bubblegum enganchen a quienes nunca predicaron con ellos. Pero a sus adeptos nos siguen guardando en el bolsillo con este cambio de tuerca que hace más claros los rasgos que definen a la banda. Este disco es puro Clinic: poco masticables pero con una excelente recompensa una vez probados. Y luego, sólo eres capaz de pedir más y más y más y… Diagnóstico: nostalgia clínica.

{youtube}VuDQAEOMWWo{/youtube}

María F. Carballo también es Catatonic Toy en: El indie no existe… son los padres

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n