MENU
Cuadro del pintor ruso Deineka

Camaradas creativos

Encuentro García-Alix y Nicolás Combarro

Lección de actitud

15 noviembre, 2011 Comentarios (0) Visitas: 1037 Arte

Cuando las palabras se convierten en imágenes…

El Museo Reina Sofia dedica, por primera vez, una exposición a Raymond Roussel (1877-1933), escritor francés que tuvo mucho éxito entre los surrealistas. La exposición mira a representar la influencia que tuvieron sus obras en el panorama artístico y literario del siglo XX. Así el encanto de las novelas rousselianas se refleja en pinturas, fotografías, esculturas y videos, reunidos en el Edificio Sabatini del Museo. Raymond Roussel pasó la mayor parte de su vida retirado de la sociedad. Entre sus obras más destacadas hay Impresiones de Africa (1910) y Locus Solus (1913).

 

Aunque él no fue muy apreciado por el público contemporáneo, representó un modelo, un punto de partida por los artistas surrealistas. Su estilo de escritura, su capacidad de jugar con las palabras creando infinitas imagenes, su arte en perpétua transformación, les encantó. Fue descrito como “creador de un mundo donde la imaginación es todo” por su actitud a dejarse llevar por la imaginación, con el intento de evitar que la realidad pudiese estorbar la escritura.

De hecho su mayor peculiaridad fue la manera de jugar con las palabras: creador de un procedimiento que consistía en asociaciones de términos de doble sentido, que se acercaba mucho a la técnica de la escritura automática. Roussel dejaba que fueran las palabras, con sus combinaciones y dobles sentidos, a guiar el proceso de escritura.

Elogiado por Marcel Duchamp, André Breton, Guillaime Apollinaire, Salvador Dalí y Leonardo Sciascia su fama rivivió, y su influencia se refleja en muchas obras de estos artistas, que se encuentran en la exposición. Por ejemplo, Salvador Dalí retoma la técnica del desdoblamiento de palabras de Roussel convirtiéndola en imagenes. En las pinturas de Francis Picabia y Giorgio de Chirico se manifesta el universo literario del escritor francés: luces, espacios, lugares desérticos se entre-mezclan, dirigidos sólo por la imaginación de los artistas. En la exposición, también están representadas obras de artistas más actuales como Guy de Coinet, Rodney Graham o Allen Ruppersberg.

Recordando las palabras de Eugène Ionesco: «Una obra de arte es principalmente una aventura de la mente».

 

La exposición permanecerá en el Edificio Sabatini (planta 1) del Museo Reina Sofia hasta el 27 de febrero 2012.

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n