MENU

73 edición de la Feria del Libro: Un amigo...

Juana Libedinsky pone el broche de oro al VI...

28 mayo, 2014 Comentarios (0) Visitas: 4207 Música, Noticias

¿A qué suena Blondie tras cuarenta años?

Blondie cumple este año cuatro décadas y lo celebra como Debbie Harry manda: publicando material nuevo. El último trabajo de los neoyorquiinos, Ghosts of Download, es, como siempre, ecléctico: mucha electrónica, mucho dance, algo de rock, pop, y hasta un peligroso acercamiento al reguetón (solo que sin letras barriobajeras, quizá sería mejor hablar de hip hop latino…). Decir que este es el mejor trabajo de Debbie Harry y los suyos desde hace décadas probablemente sea no decir mucho, ya que, desde su reunión a finales de los noventa la mayoría de sus discos dejaron bastante que desear (principalmente, su anterior trabajo, publicado en 2011, Panic of Girls, desastroso por mucho que lo alabara Lady Gaga) y, hasta aquel momento, no habían sacado material nuevo desde The Hunter (1982), disco tras el cual decidieron tomar caminos separados (su primer album tras su reencuentro fue No Exit, en 1999, que contenía el éxito «Maria»).

Ghosts of Download se caracteriza por unos ritmos dance de tempo relajado y sonidos predominantemente electrónicos. ¿Lo más destacable? «A rose by any name», un dueto adictivo y poderoso con la líder de Gossip, Beth Ditto, que muestra la influencia de Blondie en la música actual. También sorprenden la rápida «Take it back», «Sugar on the side», el tema que abre el álbum con sabor latino, «I want to drag you around» y, sobre todo, «Rave», tema que probablemente debería haber sido el segundo single.

Acompañando este nuBlondie_Ghosts_of_Downloadevo trabajo discográfico viene Greatest Hits: Deluxe Redux. Se trata de un recopilatorio de nuevas versiones de algunos de sus mayores clásicos (salvo «Maria», que aparece tal como fue grabada hace quince años). Las nuevas versiones, no obstante, suenan decepcionantemente similares a las originales: no aportan nada nuevo musicalmente y lo que podría haber sido un reciclaje digno se queda en en una anécdota que es mejor olvidar.

En la edición de lujo, además, se incluye un DVD con un concierto que dieron en el mítico club neoyorkino CBGB en 1977. Carismática como siempre en sus directos, Blondie no decepciona, pero hay que tener en cuenta que en el 77 todavía era una banda minoritaria que no tenía casi ningún clásico de los que los hicieron grandes, como «Heart of Glass» o «One way or Another», que puedes (¡debes!) escuchar a continuación:

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n