MENU

Redobles de tambor

El grupo hizo vibrar durante dos horas

El eclipse Crystal Fighters

12 mayo, 2014 Comentarios (0) Visitas: 1433 Música

Y tiro porque me toca

Murphy trabaja a su manera, no se pueden predecir sus fechorías. La última ocurrió el pasado viernes 9 de mayo en Madrid: Loquillo y Los Trogloditas animaron la noche de la capital española, pero sobre distintos escenarios, haciendo entrar en competencia al cantante catalán y a la formación que, en su día, lo hizo famoso.

Mientras los segundos tocaron en la sala Penélope, el solista animó La Riviera. La cola que se formó en la sala dejaba claro que no había entradas disponibles: todo agotado. El concierto empezó con la fuerza de quien se sabe clásico y no tiene nada que demostrar. Lo cual no significa dejadez, sino confianza. Canción tras canción, el ánimo del público fue in crescendo y la cercanía con Loquillo se notaba. Tanto en los “Loco, loco, loco” que entonaba el público cada vez que se terminaba una canción como en las anécdotas que el intérprete compartía con los asistentes al concierto entre tema y tema, la conexión entre público y artista era palpable. Pasando de formalidades, no se cortó en echarse algún cigarro mientras cantaba, lo cual animó al público a hacer lo propio, si bien hay que decir que ya salía humo de los pulmones de más de uno antes de que Loquillo encendiera su primer cigarrillo.

El concierto forma parte de la promoción de su último álbum, El creyente, un directo de uno de sus conciertos de la gira con la que promocionaba su trabajo anterior, La nave de los locos. La fórmula es tan absurda como efectiva. Las ventas discográficas hacen que ya no merezca la pena (en términos económicos) sacar un disco detrás de otro. El dinero de los músicos procede ahora de los conciertos. Por lo tanto es más que recomendable hacer una gira, aprovechar para grabar un disco en directo (si es con DVD, mejor que mejor) y hacer otra gira. De oca en oca.

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n