MENU

«Los amigos que perdí», lo nuevo de Dorian

El grupo gaditano cada vez más cercano de su público: ahora puedes elegir las canciones que tocarán y llegar a concerlos

Concierto de Melocos

15 febrero, 2013 Comentarios (0) Visitas: 1467 Música

Cayendo lentamente… en la música de Glen Hansard

Una guitarra rota y un corazón en las cuerdas. Con solo estas dos herramientas, los asistentes al concierto fuimos cayendo lentamente en las redes de Glen Hansard (como en su canción ‘Falling Slowly’), ganador de un Oscar a la mejor banda sonora por Once, la película que coprotagonizaba con la artista Marketa Irglová (Anar, 2011). Todos esperábamos algo de aquella magia que conquistó al mundo entero y lo cierto es que Hansard sorprendió con eso y mucho más.

De telonera Lisa Hannigan, quien se mostró muy desenvuelta con su ukelele y su dulce voz sin Damien Rice a su lado. Posteriormente, 12 músicos (entre ellos el ya recurrente Javier Mas) acompañaban en el escenario a Hansard, entre canciones de su disco en solitario Rythmes and Repose (como ‘Maybe not tonight’ que nos emocionó a todos) y otras de su época en The Frames (‘Santa María’) y The Swell Season.

Entre canción y canción, Glen nos iba abriendo su corazón con las historias que esconde cada canción. De su disco, nos quedamos con ‘Song of Good Hope’, escrita para un amigo de cáncer que ha decidido dejar la medicación y pasarse lo que le queda de vida viajando. De su etapa anterior, la desgarradora ‘When your mind is made up’, ya que da igual las veces que la interprete, sigue provocando al escucharla los mismos escalofríos que al principio. Además, para la intimidad, ‘Say it to me now’ sin micrófonos, sentado frente al público con su típica acústica que todos conocemos tan bien. Sublime.

El éxito le persigue, aunque no dejamos de notar la ausencia de Marketa a su lado (pese a suplirla en ‘Falling Slowly’ con Hannigan), con su siempre vulnerable presencia que llena todo el escenario con timidez. ¿Volveremos a disfrutar de estos dos grandes músicos juntos? Él, de gira en grandes escenarios y con toda una orquesta para él. Ella, en pequeñas salas de Nueva York, con una pequeña banda y una amiga (pero qué gran amiga, sinceramente, impacta más que los 12 músicos de Hansard). No obstante, iguales en altura. Esperemos que sea cierto eso de que “hablarán de todo hasta que sea más fácil”, como le dice Glen a Marketa en la canción ‘I will become’.

Mientras tanto, nos conformamos con actuaciones tan electrizantes y desgarradoras como las del concierto de la pasada noche, que no podría mejorarse si no fuera porque ya vi en concierto a The Swell Season. Y es que este músico callejero sabe perfectamente como encandilar a su público, habiéndose enfrentado al siempre frenético ritmo de las calles de una gran ciudad con solo una guitarra rota y el corazón en las cuerdas.

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n