MENU
Klee: la flor

Paul Klee: geometría a través del arte

Monet: la evolución de un genio

1 junio, 2013 Comentarios (0) Visitas: 2387 Arte

Camille Pisarro en el Museo Thyssen

A partir del 4 de junio y hasta el próximo 15 de septiembre, el Museo Thyssen-Bornemisza presenta la primera exposición monográfica en España del pintor impresionista Camille Pissarro (1830-1903). La muestra, que reúne 79 obras prestadas por numerosos museos y coleccionistas de todo el mundo, es una de las más esperadas de este año.

El paisaje, género que domina en su producción, centra el recorrido de la exposición, que se articula en orden cronológico en función de los lugares donde el pintor residió y trabajó. La mayor parte de su vida transcurrió en pueblos como Louveciennes, Pontoise y Éragny, pero las dos últimas salas están dedicadas a los paisajes urbanos que pintó en la década final de su vida: sus numerosas vistas de París y Londres, Ruán, Dieppe y El Havre.

Parece que el impresionismo se resiste a salir del museo Thyssen, y es que tras la reciente muestra dedicada a la pintura al aire libre propia de este género, ahora presentan en sus salas esta monografía dedicada a Pisarro. Es una colección magnífica y pionera en España, nunca antes se había hecho una exposición dedicada a este maestro del impresionismo de finales del siglo XIX.

Camille Pisarro, nació en Saint Thomas en 1830 y fue el fundador del impresionismo. Como decano de este movimiento tuvo un importante papel de conciencia moral y guía artístico. Se dedicó sobre todo a pintar la vida rural francesa y escenas del barrio parisino de Montmartre. Algunos de sus discípulos fueron Paul Gauguin, Jean Peské o Paul Cézanne.

La muestra está compuesta por 79 obras procedentes de numerosos museos y coleccionistas de todo el mundo. El recorrido por su trabajo, es una verdadera explosión de color, espontaneidad y verdad artística, y se articula en orden cronológico en función de los lugares donde el pintor residió y trabajó. Pisarro se dedicó sobre todo a pintar las escenas cotidianas de las localidades en las que residió, Louveciennes, Pontoise y Éragny, y sólo al final de su vida visitó con frecuencia París, Londres, Ruán, Dieppe y Le Havre, de donde también se conservan algunas escenas.

Se disponen tres áreas temáticas en la exposición:

  1. El maestro
  2. El pintor de la naturaleza rústica
  3. Las series urbanas

Lo que la exposición quiere transmitir es que Pissarro fue una pieza clave de la pintura moderna y auténtico padre del movimiento impresionista. Cierto es que fue eclipsado por la enorme fama que adquirió Monet, pero no se nos debe olvidar que fue Pissarro quien redactó los estatus de la cooperativa de artistas que iniciaría las exposiciones del grupo (1873) y que fue el único pintor que participó en las ocho que se organizaron (de 1874 a 1886).

Amante del mundo agrario y rural, Pissarro materializó en numerosos lienzos su visión dignificadora del trabajo campesino, alejándose de los paisajes burgueses y los salones de sus colegas de aventura pictórica. “Todos venimos quizá de Pissarro”, sentenció una vez Cézanne.

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n