MENU
Amaia presenta su documental

Celebramos ‘Una vuelta al sol’, con Amaia Romero

Pink Floyd en 1967 junto a uno de sus fundadores, Syd Barret

Syd Barret, el diamante loco que no volvió a...

9 mayo, 2020 Comentarios (0) Visitas: 205 Cine y Televisión, Crítica, Música

‘Quinqui Stars’: de `El Vaquilla´ a las nuevas figuras del trap

Share

El germen del género quinqui surgió con José Antonio de la Loma y su película Perros Callejeros (1977). En ella, sus protagonistas no pertenecían a la clase media o clase baja española de la época, sino que se trataba de jóvenes delincuentes del extrarradio de las principales ciudades del país. Un retrato realista -en esta y en muchas otras películas los actores eran gamberros reales que interpretaban su propia vida- sobre la España más marginal, olvidada por las instituciones durante los años de la transición. Sin amparo y en un contexto urbano desesperanzador, los quinquis se dedicaron a la búsqueda del dinero fácil mediante tirones a bolsos y toda clase de robos. Y, por supuesto, con drogas al alcance de la mano. Se hacían turulos con dinero robado. Tenían pinchazos en el brazo. La heroína apareció a finales de los 70 en el país y destruyó a toda una generación durante las dos décadas venideras. 

Como homenaje al cine quinqui, el género más auténtico que ha dado nuestro país, surgió a finales de 2018 el documental Quinqui Stars, dirigido por Juan Vicente Córdoba y protagonizado por Ramsés Gallego, más conocido como El Coleta en su faceta de rapero. Ahora, vuelve a estar de actualidad tras ser incorporado al catálogo de FlixOlé, la plataforma de cine en streaming que dispone de buena parte de los títulos de éxito que han nacido dentro de nuestras fronteras.

`Quinqui Stars´, dirigida por Juan Vicente Córdoba y protagonizada por Ramsés Gallego

Pero Quinqui Stars no solo reivindica las películas de cine quinqui de los años 70 y 80, sino que, además, intenta trazar paralelismos con la realidad actual en España. Esos bloques humildes de la periferia que nunca han dejado de existir. Ese porcentaje de la sociedad que continúa olvidado, contando los euros para llegar a fin de mes y seguir llevando comida a su vivienda. Viviendas que el estado les puede arrebatar en cualquier momento. El Coleta, quien se define a sí mismo como quinqui -y así lo expone en sus canciones-, hace de hilo conductor entre ambas épocas. No se trata de un documental al uso: en él se intercala la realidad y el análisis con escenas de ficción protagonizadas por las figuras actuales de la música urbana.

Nuevos problemas, nuevos rostros, nueva estética. Pero lo quinqui siempre estuvo ahí. Si antes eran El Vaquilla, El Torete o los protagonistas de Deprisa, deprisa (dirigida por Carlos Saura en 1981) los que buscaban su propia libertad huyendo del hastío del trabajo de ocho horas a través de la delincuencia; ahora el modo de conseguir dinero fácil ha cambiado, pero la finalidad sigue siendo la misma. Los artistas actuales de la música trap son quinquis a su manera y quieren ganarse el pan hablando de la calle, de sus vivencias.

Lo cierto es que Quinqui Stars alcanza puntos de gran interés. El Coleta, en su afán por realizar un documental sobre la música en el cine quinqui, entrevista a varias personalidades de gran importancia como José Sacristán, Quique San Francisco o Daniel Guzmán. El género no se podría entender sin la música que acompañaba a las películas, una banda sonora que retumbaba en los barrios y que, de forma muy acertada, adaptaron los directores a sus obras. Quizá el ejemplo más característico se puede encontrar, de nuevo, en Deprisa, deprisa, donde el Me quedo contigo de Los Chunguitos aporta expresividad y fuerza en varios momentos de la película. La canción como representación del estado de ánimo de los protagonistas.

Es un documental atípico, que arriesga y va más allá, tomando como referente a Eloy de la Iglesia, uno de los grandes directores de cine quinqui- Navajeros, Colegas o El pico, entre otras- que, además del corte realista inherente al género, apuntaba directamente a las altas esferas que eran responsables de la marginación hacia este sector de la sociedad. Por ello, Quinqui Stars también toca temas actuales como la precariedad, la corrupción política, el machismo, la situación en Cataluña… Un ambicioso mensaje político que, por otra parte, se atropella a lo largo de un excesivo metraje y no queda bien conectado. Algunas de las escenas de ficción que se intercalan en el análisis tampoco ayudan a ello, dando como resultado un conjunto un tanto farragoso.

“Ahora los quinquis ya no fuman porros en los recreativos, sino que llevan traje y corbata y cobran del erario público”, Ramsés Gallego en Quinqui Stars

El Coleta: un neo-quinqui

El protagonista de Quinqui Stars no podía ser otro. El Coleta, nacido en 1980 en Moratalaz, vivió la época quinqui y la Movida Madrileña siendo un niño, pero absorbió estos movimientos para crear su propia escena en el mundo del rap. Su música, que está lejos del rap más clásico y también del actual mundo del trap, es una de las propuestas más originales del género. Sus canciones contienen continuas alusiones a estas décadas pasadas que se vivieron en nuestro país. Apasionado por el cine quinqui, sus referentes no son las figuras americanas de las que beben los artistas urbanos españoles: él se queda con El Vaquilla, El Torete o el mítico actor José Luis Manzano.

Share

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n