MENU
Hayao Miyazaki

Hayao Miyazaki, el dragón japonés que reinventó el cine...

Un seductor a la francesa

‘Un seductor a la francesa’, una comedia que funciona

19 octubre, 2018 Comentarios (0) Visitas: 300 Cine y Televisión

El ‘youtuber’ Wismichu da explicaciones tras su polémica en Sitges

Share

Wismichu, Ismael Prego

La pasada semana se celebró el Festival de Cine de Sitges, donde el youtuber Wismichu anunció que iba a presentar su película titulada Bocadillo. Sin embargo, el film resultó ser una secuencia de tres minutos repetida en bucle durante casi una hora. Este hecho, en principio asumido como una broma, resultó ser parte de un experimento social que rápidamente se vio envuelto en polémica.

En los días siguientes a la proyección, Ismael Prego, alias Wismichu, se mantuvo al margen sin dar muchas explicaciones sobre lo ocurrido en Sitges, únicamente publicando algunos tuits no muy aclaratorios. Sin embargo, rompió su silencio en una entrevista concedida a La Resistencia en Movistar+ y recientemente ha subido un vídeo a Youtube en el que esclarece todo lo que hay detrás de Bocadillo.

Wismichu afirma que sí ha estado “trabajando en una película real”. Bocadillo es, en verdad, un documental que recoge todo el proceso de este experimento social, desde el nacimiento de la idea hasta la repercusión tras la proyección. Dada la polémica surgida, a través de su video ha aprovechado para pedir disculpas a las personas que realmente se hayan podido sentir ofendidas pero, en su opinión, “a veces tienes que romper con lo establecido y ser un provocador”.

Independientemente, se compromete a “intentar compensar de todas las maneras posibles a la gente que vino a esa proyección” como, por ejemplo, invitándoles a un pase de la película real antes de que se estrene. Además, ha anunciado que el documental saldrá a la luz a finales de este año o principios del siguiente.

 

Con esta cinta, Wismichu pretende difundir tres mensajes claros. El primero es que valen más los números que el talento, ya que incluso varias distribuidoras le ofrecieron grandes cantidades de dinero por su película, sin ni si quiera haberla visto, solo por ser quien era. Su segundo objetivo fue demostrar que las personas creen todo lo que se ve en Internet y nadie se suele molestar en contrastar las informaciones. “Parece mentira que en plena era de la información sea cuando más desinformados estamos”. Su tercer mensaje es que se siguen teniendo muchos prejuicios sobre los creadores nativos de internet.

Wismichu afirma que incluso dejó pistas en el tráiler, cartel, videos, redes sociales… de que la película no era real. También en las entrevistas que concedió a la prensa incurrió en diversas contradicciones intencionadamente con el propósito de que alguien empezase a sospechar, pero no fue así. Según su criterio, al ser una persona influyente nadie se cuestionó sus palabras y nadie contrastó nada.

Con respecto a la experiencia en Sitges, Prego lo define como otro tipo de cine, el público pasa a formar parte del espectáculo, es una performance “el público no va a ver la película, va a gritar, va a bailar, va a cantar, va a abuchear, va a quejarse, pero no a ver la película”. Además, en su video ha desmentido que la entrada a su película costase 11 euros, el precio real fueron 4,5€ más gastos de gestión. Su intención era no cobrar entrada, pero el festival no lo permitió ya que tienen que generar unos beneficios.

Para este proyecto Prego se ha rodeado de grandes expertos de la industria como Carlo Padial, director de Algo muy gordo y el fenómeno viral Quiero ser negro; el director de fotografía Diego Dussuel, recientemente galardonador con la concha de oro, y Jaume Martí, que ha trabajado en películas como Un monstruo viene a verme o Jurassic World: El Reino Caído.

 

 

Share

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n