MENU
La Radio Encendida 11º Edición

La Radio Encendida cumple 15 años

¡Rumbo al rock, rumbo al Viña!

23 marzo, 2017 Comentarios (0) Visitas: 1438 Música

Veteranía y fuerza incipiente: El Drogas y Las Odio en La Radio Encendida

Share

La decimoquinta edición Radio Encendida tuvo lugar los pasados días 11 y 12 de marzo de la mano de Radio 3 y la Casa Encendida. Con motivo de este aniversario, alargaba su duración a las dos jornadas del pasado fin de semana reuniendo a artistas como Lori Meyers, El Drogas o Amaral junto a nuevos sonidos como los de Cala Vento o Las Odio. Buen ejemplo de ello fue el primer concierto del día 11, donde se mezclaron tanto estilos como la veteranía con la novedad.

Muchos eran los ya mayores de treinta y pico que se acercaron a La Casa Encendida para poder disfrutar de los clásicos temas que tenía preparado el que fue líder de Barricada. Sin embargo, el público se animó a cantar los temas de Las Odio, un grupo de ‘riot grrrls’ madrileñas, nacidas de la mano del colectivo feminista Sisterhood que vienen pegando fuerte con su primer LP Futuras Esposas.

Paula, cantante de Las Odio durante la actuación en La Radio Encendida

Paula, cantante de Las Odio durante la actuación en La Radio Encendida

Subieron al escenario con energía. Ágata, Alicia, Paula y Sonsoles comenzaban su recital con un instrumental Batman corazón Robin, consiguiendo que un ritmo casi rockabilly moviera las piernas de los asistentes. Tras esto, un enérgico y sarcástico Vitaminas, empezaba a marcar el estilo de lo que son Las Odio, y su Futuras Esposas, letras que sacan una sonrisa al público, cargadas de feminismo y mucho ritmo. De esta forma, la batería y el teclado se fueron fundiendo en lo que se convirtió uno de los temas más reconocibles del conjunto: Yo lo vi primero, una crítica al esnobismo musical con un toque de humor, que consiguió acabar de arrancar al público ese buen rollo que transmitían desde el escenario.

Durante su actuación, Las Odio consiguieron que el público se moviera con los ritmos de su primer trabajo

Durante su actuación, Las Odio consiguieron que el público se moviera con los ritmos de su primer trabajo

Tras esto, siguieron temas como Un cuarto propio, como alegoría al clásico feminista de Virginia Woolf, o Cuchillas, una versión de Lamette de Donatella Rettore con un ritmo bailable que arrancó los movimientos de caderas de los más maduros. Buen rollo  y mucha reivindicación, eso transmitían con maracas, fuertes gritos y riffs de guitarra en su tema Indiespañol: ‘’yo no soy la prima, no soy la amiga, no soy la prima, ni la vecina/ deja de buscarme, no estoy en la lista/ mira mi pulsera, ¡yo soy la artista!’’. Por último, en este repertorio comprimido en un concierto de treinta minutos, Las Odio tocaron Blackout, como homenaje a la resaca y Mantis Religiosa, dejándose todo en el escenario. Está claro que después de tanta energía comprimida en guitarreos y desgañitarse ante el micrófono con mensajes feministas, lo último que podemos hacer es odiarlas.

Tras un breve descanso, llegaba la hora de El Drogas. Con su sombrero y pañuelo a la cabeza se subió al escenario con la energía que no pierde. Enrique Villarreal Armendáriz comenzó el repertorio con su Están para violarlas, con una guitarra potente y una fuerte batería. Se animaba el ambiente entre el público que esperaba la traca comprimida en la media hora de concierto que tenía preparada El Drogas. A continuación de este potente tema inicial coreado por el público, sonó un Cerocomasiete con el que los asistentes mayores de cuarenta años se sumaron a saltar y cantar cerveza en mano.

El ex líder de Barricada no decepcionó al público que se acercó al patio de la Casa Encendida

El ex líder de Barricada no decepcionó al público que se acercó al patio de la Casa Encendida

Sin una sola pausa, el repertorio continuó con Qué mal rato a golpe de batería, mientras con las manos arriba el público completaba el estribillo con su ‘’¡Quema al Rato!’’. La protesta seguía con Come Elefantes y su ‘’Vamos a desahuciar a la casa real’’. A sus cerca de 60 años, El Drogas está en plena forma y no se detiene en el escenario ni un solo segundo. Con unos sonidos potentes, ordenados y limpios, como acostumbra en sus directos, entraron los dos últimos temas del concierto: Con tu presencia y el clásico de Barricada, Víctima con su ‘’No, no, no calienta igual el sol bajo nuestros pies’’ coreado y repetido por el público a la salida del patio de La Casa Encendida.

Un concierto con mensaje, algo que no se pierde ni en los grupos jóvenes ni en los ya veteranos, la protesta es atemporal y no tiene un sonido predeterminado, desde el indie hasta el rock más puro.

Share

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n