MENU
Captura de Leticia Dolera en Requisitos para ser una persona normal

Las ‘personas normales’ y lo sobrenatural se disputan la...

Netflix

Netflix, a la conquista del público español

24 octubre, 2015 Comentarios (0) Visitas: 1734 Cine y Televisión

Un Otoño sin Berlín: el debut en la gran pantalla de Lara Izaguirre

Blog Un Otoño sin Berlín

Foto: Blog Un Otoño sin Berlín.

Lara Izaguirre (Amorebieta, Vizcaya, 1985) dirige su opera prima tras el corto Sormenaren bide ezkutuak, para contar el regreso de June (Irene Escolar) a su tierra natal, una ciudad ubicada en el País Vasco, en busca de todo lo que había abandonado tiempo atrás.

Un Otoño sin Berlín es un drama con tintes de romance en el que se muestra la fragilidad de la protagonista y su gran instinto de supervivencia en contraposición a Diego (Tamar Novas), un escritor trastornado, solitario y con graves problemas de autoestima; todo ello salpicado por otros rostros que influyen en la vida de los protagonistas.

La película cae en los típicos clichés de ritmos lentos y atmósferas pesadas que prolongan excesivamente la cinta. Por otro lado, el movimiento de la cámara en algunos planos, produce una sensación de incomodidad y desconcierto en el espectador, aunque sea otra la intención.

La trama está fuertemente marcada por las personalidades de sus protagonistas, dando como resultado un film altamente emocional. En algunos casos, el espectador consigue empatizar con los personajes, como en el caso de June, una chica que abandona su casa por el trauma que le supone la muerte de su madre. Pero en otros, como sucede con Diego, no se llega a entender de manera clara el motivo de su agorafobia, lo que causa que el espectador eche en falta una explicación. Aunque puede que esta sea la intención de la directora, dejando estas explicaciones a la imaginación del espectador.

La interpretación de Irene Escolar va creciendo según pasan los minutos, llevando todo el peso de la trama en su actuación. La introducción de su alumno en escena da un tono irónico, inocente y humorístico al guión, que se agradece profundamente.

Lo mejor: Irene Escolar, con su gran actuación. Acertada la elección de Museum of fight de Damien Jurado como banda sonora.

Lo peor: En ocasiones el ritmo es lento y existen algunas lagunas argumentales, sobre todo en el papel de Tamar Novas.

 

Tags: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n