MENU

De ruta por las tradicionales torrijas

Olivos de capital

16 abril, 2014 Comentarios (0) Visitas: 2387 Miscelánea

También en el norte se vive la Semana Santa

Ya ha llegado la Semana Santa, época del año que tantas personas estaban esperando, no solo en Andalucía. Aunque las procesiones y los pasos en el sur sean más aclamados, en el norte también hay mucha gente, durante estos días, con los sentimientos a flor de piel.

Cultura Joven ha viajado a Santander para comprobar cómo se vive la Semana Santa en esta ciudad, concretamente en la Cofradía de los Dolores, que este año está de celebración, ya que cumple 75 años. El 5 de agosto de 1939 nace esta Hermandad, convirtiéndose en la primera de la capital cántabra.

La Virgen de los Dolores durante una procesión el pasado año.

La Virgen de los Dolores durante una procesión el pasado año.

Hemos hablado con Carlos Nodar Pardo,  mayordomo de procesión y capataz de paso de la cofradía, que nos ha contado cómo viven estos días y el duro trabajo que llevan a sus espaldas. «La actividad de las cofradías no cesa en todo el año pero, cuando entramos en Cuaresma, el ritmo es frenético. Preparación de hábitos, pasos, limpiar y sacar todos los enseres, la repartición de hábitos a los nazarenos, y finalmente, el montaje de los pasos para dejarlos listos para la procesión».

Una vez que todo está en orden, solo queda mantenerse a la espera. Procurar mantener la calma y que la lluvia no arruine las fiestas. «Son días distintos al resto del año, estamos a todas horas mirando las diferentes aplicaciones del tiempo, con la esperanza de que alguna no dé previsión de agua para las horas en las que estaremos en la calle», dice el joven de 26 años.

Pero no siempre las cosas salen bien y algunos años, la ilusión de los nazarenos se viene abajo por cuestiones meteorológicas, borrando la sonrisa de todas las personas que esperaban, con muchas ganas, salir en procesión. «Aunque la espera es larga, cuando te quieres dar cuenta te plantas en jueves santo. Ese día te levantas nervioso y viviendo en el norte, como no puede ser de otra manera, mirando el cielo esperando no encontrar ninguna nube, ni lluvia que nos pueda dejar sin procesionar, rompiendo las ilusiones de todo un año y haciendo que todo el trabajo no sirva para nada», añadía.

Durante los días previos, no solo es el tiempo lo que preocupa a los nazarenos, también son las imágenes, que se encuentran en una carpa en el centro de la ciudad, que puede ser visitada por todos los interesados. «Acudimos insistentemente, para comprobar que todo sigue en perfecto estado, como si las imágenes tuvieran vida propia y fueran a cambiar su posición y el paso a su antojo, pero esto nunca nos ha pasado», dice entre risas.

Cuando todo ha salido bien y el tiempo no ha defraudado, solo queda disfrutar. «Sin darte cuenta estás con el cubre rostros puesto, delante de La Dolorosa, con los pelos de punta y con una lágrima cayendo por tu mejilla, al darte cuenta de que se ha hecho realidad lo que llevas esperando todo un año. Solo queda hacerlo lo mejor posible, para que salga como ella merece»,  nos cuenta este mayordomo.

La Cofradía de los Dolores porta en hombros a la virgen.

La Cofradía de los Dolores porta en hombros a la virgen.

Y es que, aunque no se hable de ciudades como Santander, durante la Semana Santa, en los medios, también hay gente disfrutando de las procesiones, como Rocío Ruiz, estudiante de magisterio que lleva, desde los tres años, saliendo en procesión. «Para mí es una semana muy especial, sobre todo porque nos juntamos muchos amigos, que no solemos vernos mucho el resto del año, y nos lo pasamos muy bien, aunque haya mucho trabajo», comenta la joven de 20 años.

«Yo disfruto mucho saliendo en la procesión y sobre todo, viendo a niños tan pequeños procesionar. Pero también invito a la gente a que se acerque a verlo, porque no solo desde dentro se puede disfrutar«, afirmaba. Y es que, no solo los nazarenos de las 12 cofradías que hay en la ciudad, disfrutan de la Semana Santa, pues la ciudad acoge con entusiasmo las diferentes procesiones.

Ahora solo queda esperar que el tiempo acompañe y que todos aquellos que viven la Semana Santa con tanta ilusión, se pongan los hábitos y salgan a procesionar. Mucha suerte y a disfrutar.

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n