MENU
padania afterhours

Padania: un estado del alma

canciones para el tiempo y la distancia

Canciones que unen el tiempo y la distancia

24 abril, 2012 Comentarios (0) Visitas: 1214 Música

Salitre 48: para cuando estés en vena

Salitre 48 de Quique González (Universal, 2002) es de esas pequeñas joyas de la música española que con los años se ha ido convirtiendo en un disco más que imprescindible. Después de más de diez años, Salitre 48 tiene la misma esencia que cuando Quique y Carlos Raya lo grabaron en un pequeño estudio. Es un disco de maquetas que dio mil vueltas hasta que Universal, que ya había editado el primer disco del música madrileño, dijo que sí. Aunque parezca increíble o no tanto, Universal dijo que lo quería tal y como estaba. Quique González no quiso prescindir de ninguna de las dieciséis canciones que formaban Salitre 48 y así se quedó.

 

Este disco forma un conjunto perfecto de canciones más relajadas y menos rockeras que las de Personal (Universal, 1998) pero con la misma fuerza. Si hay algo que destacar fervientemente de Salitre 48 es que gracias a este LP se vio lo gran compositor, músico y artista que era (y sigue siendo) Quique González. Letras muy cuidadas, metáforas en cada canción y la chica de los ojos tristes presente en cada tema. Salitre 48 es un estado de ánimo, tan melancólico como alegre y tan triste como gamberro. En palabras del músico: «Cuando pienso en Salitre 48 oigo tus pasos subiendo la escalera de madera, cruzar el pasillo, llamar a la puerta, entrar en casa..»

En el disparadero, De haberlo sabido, La ciudad del viento, Rompeolas, Jukebox…todas ellas de Salitre 48 e imprescindibles en la carrera del músico. Este disco no sería lo que es hoy sin estas canciones. Por ello es uno de los disco más importantes en su carrera.

Más allá  de los problemas que Quique González tuvo con la compañía hay que dar gracias a la discográfica de que se pudiera publicar este magnífico disco. Después vinieron otros como Pájaros mojados (este fue el último que el músico grabó con Universal) para pasarse con Kamikazes enamorados y La noche americana a la autogestión creando Varsovia records. Tras estos días vendría el fichaje con DRO (Warner) publicando bajo el sello los LP Ajuste de cuentas y Avería y redención. Finalmente, como Quique no es de los que se conforman fácil volvió a la independencia con su último trabajo Daiquiri Blues aunque esta vez con la ayuda de Last tour Records.

Ahora Quique González es un artista ya consagrado y tiene hordas de fan allí donde va. Sus últimos conciertos en París y Estados Unidos así lo confirman. Esperamos que vuelva pronto al estudio de grabación para deleitarnos con otro de sus trabajos y si no es mucho pedir que vuelva también a los escenarios en España lo más pronto posible. A golpes de Rock and roll siempre. 

Tags: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n