MENU
Cartel Espejito, Espejito

Blancanieves: Sesión doble

Revenge: cuando la venganza se hace realidad

13 marzo, 2012 Comentarios (0) Visitas: 1064 Cine y Televisión

Intocable: El triunfo de la complicidad

Ningún espectáculo es comparable a la vida. Sus matices, que abarcan todas las tonalidades del ánimo y la circunstancia, convergen en la naturalidad de una sonrisa y la conmoción de un sinsabor que se desea efímero. Los personajes antagónicos de Intocable elevan la carcajada a una catarsis libre de pretensiones y conmueven por la honestidad de su contrariedad humana. Una oda a la amistad y a las segundas oportunidades que más que una comedia, constituye una pequeña joya.

El film cuenta, basándose ligeramente en una historia real, el encuentro entre un adinerado aristócrata que ha quedado parapléjico y el hombre al que contrata para atenderlo, un joven de raza negra, proveniente de un barrio marginal y recién salido de la cárcel. Esta mezcla, de primeras indisoluble, dará lugar a una auténtica amistad que les empujará hacia delante con una perspectiva nueva.

Los directores Olivier Nakache y Eric Toledano se unen de nuevo detrás de la cámara para filmar una comedia que se ha convertido en la tercera cinta más vista de la historia del cine francés, con 20 millones de espectadores y diez semanas en el número uno.

No hay lugar para artificios en el efecto que ha producido, también en Italia, Alemania y Suiza, donde termina de desembarcar. Su ritmo ágil, un guión brillante e inteligente y dos actores, el veterano François Cluzet y el hasta ahora cómico Omar Sy en una comunión igual de elegante que gamberra, la coronan como una de las mejores comedias de los últimos diez años. No comete ningún exceso ni a la hora de tratar los puntos más dramáticos de la narración como la enfermedad o la marginalidad ni en la composición de los personajes, que evolucionan fuera de los estereotipos y dotan de vitalidad y lucidez los distintos tonos del guión.

Intocable avala un viaje emotivo y optimista en el que una vez más se demuestra que los contrarios no suelen ser más que caracteres complementarios que perdieron el equilibrio.

 

 

 

 

 

Tags: , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n