MENU

Chuvenia, el país de la risa

Todos los caminos conducen a lo absurdo

14 diciembre, 2011 Comentarios (0) Visitas: 2067 Escena

No solo de payasos vive el circo

El misterio y la fantasía se unen para crear un mundo imaginario en Zarkana, el último espectáculo del Circo del Sol. A través de una música espectacular el público se integra de lleno en una actuación marcada por las espectaculares acrobacias, la magia y el humor. Malabaristas, bailarines de danza clásica, trapecistas, cantantes, gimnastas y equilibristas, son algunos de los protagonistas de esta ópera rock surrealista en la que el eclecticismo es la base principal. Tras haber perdido a su amada, el mago Zark se encuentra triste y desvalido. Mientras llora su pérdida se adentra en un mundo imaginario dominado por extraños seres que, mediante sus habilidades, conducen la historia hacia un final feliz.

 

Una historia de amor que no es más que el hilo conductor de un espectáculo en el que los números acrobáticos son los verdaderos protagonistas. Desde una familia de trapecistas `voladores’ hasta una saltadora capaz de hacer acrobacias imposibles sin más ayuda que un saltador, pasando por un bailarín de danza clásica que emociona con el sutil movimiento de su cuerpo. Así hasta 71 artistas internacionales que te dejarán sin aliento. Además de los dos simpáticos payasos encargados de poner la guinda al pastel: despertar las carcajadas del público.

Cientos de toneladas de material escénico para acoger el espectáculo más impresionante hasta la fecha del Circo del Sol. Sólo tres ciudades (Nueva York, Madrid y Moscú) han sido las elegidas para representar este nuevo número, las únicas capaces de albergar un escenario de tales dimensiones. 

A través de los juegos de luces y de la escenografía, Zarkana (cuyo nombre proviene de la fusión de dos palabras: bizarre y arcana, o, lo que es lo mismo, extraño y misterio) consigue recrear un mundo fantástico propio de los mejores directores de cine. Cerca de dos horas de espectáculo que harán que no puedas quitar la vista del escenario, ni arrepentirte de haberte gastado hasta 120 euros en la entrada. Único e irrepetible.

 

Tags: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n