MENU

María Dueñas: «estoy muy contenta con el resultado de...

Familie Flöz: teatro sin palabras en los Teatros del...

24 enero, 2014 Comentarios (0) Visitas: 1783 Entrevistas, Escena

«Julio César» llega al teatro Bellas Artes

Ocho hombres encima de un escenario en una obra de Shakespeare. Este es el resultado de Julio César, el montaje, dirigido por Paco Azorín, que con una gira de cincuenta ciudades a sus espaldas, llega al Bellas Artes de MadridMario Gas, Sergio Peris-Mencheta, Tristán Ulloa, Agus Ruiz, José Luis Alcobendas, Pau Cólera, Carlos Martos, y Pedro Chamizo, se verán las caras encima de las tablas hasta el próximo 2 de marzoCultura Joven ha tenido el pacer de hablar con dos de sus protagonistas principales.

TRISTÁN ULLOA

El actor se mete en la piel de Bruto, un héroe trágico que antepone el bien común a sus intereses personales.

"Julio Cesar"

Tristán Ulloa da vida a Bruto en Julio César

P: ¿Cómo es Bruto, su personaje?

R: Es un personaje muy interesante, que tiene un conflicto muy potente. Se plantea sacrificar un afecto personal, en este caso por Julio César, en aras del fin común. Si tiene que sacrificar a alguien a quien quiere para que tenga una repercusión positiva en el bien común, está dispuesto a hacerlo. Eso le convierte en algo muy cercano a lo que se llama héroe trágico, más allá de que tenga éxito o no. Otros conspiradores piensan en su bien particular, en sus intereses privados, lo que me recuerda a muchos políticos. Es interesante que la gente joven pueda ver que eso existe hoy en día y que hay gente honorable y que hay gente que viene aquí a llenarse la buchaca y se marcha. Y eso sigue existiendo. Eso se escribió hace cuatrocientos años sobre algo que ocurrió hace dos mil y sigue pasando.

P: ¿Cómo animaría a la gente joven a comprar una entrada para veros?

R: Julio César habla de un tema muy vigente todavía. La perversión de la palabra, cómo se manipulan las palabras, y por qué la gente que ostenta el poder no llama a las cosas por su nombre. Yo creo que la gente joven, que son los que van a llevar esta sociedad próximamente, son los que más deberían implicarse en este caso, en este tipo de función de teatro, porque estamos hablando de algo muy vigente, de cosas que están ocurriendo hoy en día. Y el por qué sigue pasando es algo a reflexionar. Los discursos tanto como de Bruto como de Marco Antonio, se estudian en muchas facultades de Periodismo, y de Ciencias Políticas porque son auténticos paradigmas de cómo dirigirse a una masa, a un pueblo, e incluso de cómo manipularla. Y sobre todo un pueblo culto, que sabe, no es fácilmente manipulable. Sobre todo en ese sentido, es un poco una llamada de atención a la gente de a pie, y a aquellos que tienen el poder. Los errores que cometemos, es porque no recordamos la historia, no porque no nos enseñe, sino porque no aprendemos de ella.

P: Con el tema del 21% de IVA, ¿es difícil en estos momentos vivir como actor?

R: Es difícil en este momento vivir aquí. Vivir como actor, por supuesto que es difícil, es muy difícil llenar el teatro y perder dinero. Y este Gobierno no es que no entienda, sino que está haciendo oídos sordos. Y sobre todo, lo que más me preocupa ahora mismo son las nuevas generaciones. Tengo un hijo y quiero que viva en un país lo mas libre posible y con las mayores salidas posibles. En este momento la salida que está teniendo la gente joven es irse del país, y no por espíritu aventurero, sino por necesidad pura y dura. Empujar a la gente a marcharse de España creo que es un acto de irresponsabilidad por parte de nuestros gobernantes. Creo que la gente que está haciendo que esto suceda debería plantearse qué es lo que están haciendo y por qué lo hacen y merecen estar donde están, mantenidos por todos nosotros, con todo tipo de privilegios, mientras que el resto de la población está como está. Y además se permiten el lujo o la desfachatez de decir que estamos saliendo. La gente que tiene que pagar su alquiler, o el colegio de los niños, o llenar la nevera, no lo ven.

P: Tiene una película en cartelera, Gente en Sitios. Ha estado en El tiempo entre costuras y ahora en el teatro. ¿Ha sido un buen año profesionalmente hablando?

 R: Hay que relativizarlo un poco todo. El tiempo entre costuras se grabó hace dos años. Lo bonito es ver la repercusión que ha tenido y las consecuencias que pueda tener. Gente en sitios es una película que se hizo sin cobrar. Espero que ese no sea el futuro que nos espera para poder dedicarnos a esto. Julio César es una obra que está llevando mucho trabajo. Hemos recorrido todo el país, llevamos 50 funciones, nos quedan otras 50 de gira y antes tenemos la estancia aquí en el Bellas Artes. Estoy contento de dedicarme a esto pero me gustaría que las cosas estuvieran mejor para todos, no solamente para nuestra profesión. Yo vivo en este país y me enfrento todos los días a cosas que ocurren aquí y me niego a marcharme  para encontrar una vida mejor. No estoy satisfecho, estoy bastante cabreado, como buena parte de la población, pero no dejo de hacer lo que me corresponde que es mi trabajo y creo que en este caso, el escenario se convierte en una trinchera.

SERGIO PERIS-MENCHETA

Sergio Peris-Mencheta da vida a Marco Antonio, un militar que ha hecho historia por ser la mano derecha del gran emperador romano.

Julio César

Peris-Mencheta da vida a Marco Antonio

P: ¿Cómo es su personaje de Marco Antonio?

 R: Bruto es como un ideólogo, que habita más en el mundo de las ideas, y Marco Antonio picotea un poco de las ideas, a nivel, de que no es tonto, sabe estrategias, cómo llegar a los sitios, pero que también tiene esa necesidad individual, de agarrar lo que cree que le pertenece. En este caso sería la vuelta de César.

P: Ha sido su vuelta a los escenarios, ¿cómo se siente mejor, debajo de las tablas o dirigiendo?

R: No hay mejor ni peor la verdad. Me siento muy bien cuando hay un proyecto que me gusta y que me interesa. Como director nunca estoy en ningún proyecto que ni me guste ni me interese porque yo decido lo que dirijo. Como actor muchas veces hay que meterse en proyectos que pueden no interesar demasiado, pero que son alimenticios. En teatro, he decidido que nunca más el volver a elegir, aparte de que el teatro no es especialmente alimenticio, y menos en estos tiempos que corren. Pero este “Gran Hermano”, que es hacer  un proyecto como éste, en el que se hace todos los días lo mismo. Si no estás contento con lo que haces, o no crees en lo que haces, pues prefiero no meterme. De modo que, entre dirigir y actuar, es que los tengo los dos como muy complementarios. Uno me agacha la cabeza, y me pone al servicio de un director, de un personaje. Y el director me pone en algo más creativo, más libre, donde yo puedo decidir contar mi presente. Con lo cual, los dos son totalmente complementarios, y se retroalimentan.

P: ¿Cómo animaría a la gente joven a comprar una entrada para veros?

 R: La verdad es que con los tiempos que estamos viviendo… Lo primero, les animaría a que se junten y hagan un grupo para que les salga más asequible, porque creo que ahora mismo el precio del teatro no es especialmente barato. Sobre todo porque mucho del precio de cada entrada se lo lleva directamente Hacienda. Este 21% creo que no ayuda ni a los actores, ni a las productoras, ni a los espectadores. Yo les animaría, a que la mejor manera de venir a ver teatro es hacer teatro. Atreverse a subirse a un escenario, sentir que es lo que es estar ahí arriba. Acercarse al teatro, no solamente cuando pagas una entrada y te metes en un teatro, sino también cuando estás ahí arriba, porque todos tenemos un actor dentro, y todos sabemos mentir y jugar a que somos lo que sea. El otro día leí una cita de Fernando Fernán Gómez decía que “nacemos siendo muchos personajes, y nos enseñan a ser solamente uno”, y la profesión del actor se revela contra eso, quiere ser muchos, es una pulsión humana que tiene todo el mundo, no solo las personas que nos dedicamos a ser intérpretes. Y por ello, todos somos críticos de la interpretación, y podemos saber si es un buen actor o un mal actor.

P: Un trozo invisible de este mundo vuelve en mayo a Madrid

R: Sí, a la sala 1 del Matadero, y el 20 de marzo estreno en la sala 2 del Matadero Continuidad de los parques, que es otra vuelta de tuerca con Fele Martínez, Gorka Otxoa, Roberto Álvarez y Luis Zahera.

Artículo de Ángela Ruiz y María Páez

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n