MENU

Octavio Paz, cien años de libertad

Una mirada sobre el ‘Festival Eñe’

24 noviembre, 2014 Comentarios (0) Visitas: 2905 Letras

El autoexilio de un Cervantes de aquí y allá

El escritor Juan Goytisolo recibe el premio Cervantes

El escritor español Juan Goytisolo ha sido galardonado este lunes 24 de noviembre con el premio más prestigioso de las Letras en español, el Cervantes. El jurado, formado entre otros por los ganadores de las dos últimas ediciones, Elena Poniatowska, el año pasado, y Caballero Bonald, en 2012, ha expresado que Goytisolo (Barcelona, 1931) merece este galardón «por su capacidad indagatoria en el lenguaje y propuestas estilísticas complejas». Indagación a la que se sumergió con 23 años desde la publicación de su primera novela, Juegos de manos, en el año 1956, a la que le siguieron Duelo en el paraíso (1955) o la trilogía formada por El circo (1947), Fiestas (1958) y La resaca (1958), que colocaron al escritor entre los autores más destacados de aquella época de realismo crítico de posguerra. Es hermano de los también escritores José Agustín Goytisolo (1928-1999) y Luis Goytisolo (1935).

Aquella indagación y exploración en las nuevas propuestas de estilos complejos que ha expresado el jurado del Cervantes, se fue desarrollando desde aquellos años difíciles del franquismo hasta hoy «en diversos géneros literarios», como ha expresado el ministro José Ignacio Wert, quien además ha añadido que Juan Goytisolo es merecedor de este premio «por su voluntad de integrar a las dos orillas, a la tradición heterodoxa española y por su apuesta permanente por el diálogo intercultural«.

«Es una fiesta que obtenga el premio don Juan Goytisolo. Los mexicanos lo conocemos desde que era joven, desde que iba a visitarnos. Era gran amigo de Carlos Fuentes, e incluso sus dos hijos lo visitaban en Marrakech. Es un escritor que une a América Latina y al mundo árabe con Europa», ha expresado la escritora Elena Poniatowska, quien ha añadido que Juan Goytisolo es «a veces tan auténtico como la duquesa de Alba». Por su parte, Caballero Bonald ha dicho del escritor catalán que «es una de las cumbres de la literatura española, sobre todo desde la posguerra», y que ha evolucionado «desde un realismo más o menos social a una indagación en el lenguaje que lo ha llevado a ocupar un espacio ineludible en el desarrollo de la literatura española contemporánea».

Juan Goytisolo Joven

La vida de Juan Goytisolo se ha calificado como la de «un intelectual rebelde al franquismo». En 1956 marchó a París, como en una especie de autoexilio, y trabajó como asesor literario de la editorial Gallimard. Alternó la capital francesa con Marrakech (donde vive actualmente desde 1997), y como profesor de literatura en universidades de California, Boston y Nueva York. Durante este tiempo publicó una antología del heterodoxo decimonónico José María Blanco White, con la más que clara intención subyacente de atacar el cerrado régimen franquista, que por este ensayo le censuró sus obras desde 1963. 

En 1966 rompe con su etapa anterior y se arranca con una narrativa experimental y ácida en la que retrata a la España franquista a través de la dislocada y quijostesca mirada de Álvaro Mendiola en la trilogía compuesta por Señas de identidad, Don Julián y Juan sin tierra, además de más ensayos sobre personajes antagónicos a la España del momento: Manuel Azaña o Américo Castro, ya que Goytisolo era partidario de una lectura de la tradición española ajena al discurso puritano y nacional católico.

Su rechazo a la España de aquellos años estriba en un hecho de su infancia. Cuando Juan Goytisolo tenía tan sólo siete años, perdió a su madre en un bombardeo en Barcelona por la aviación nacional. En 1959 había publicado un libro de viaje y crítica social, Campos de Níjar; y seguirá con el género en Pueblo en Marcha: instantáneas de un viaje a Cuba (1962)Estambul otomano (1989). En los años ochenta es cuando publica sus dos libros autobiográficos, Coto vedado y En los reinos de taifa. También es autor de ensayos como El furgón de cola, Contracorrientes, o Crónicas sarracinasDesde entonces no ha dejado de explorar vías nuevas y ha publicado novelas como Makbara, Paisajes después de la batalla, Las virtudes del pájaro solitario, La cuarentena, o La saga de los Marx, entre otras.

Ganador del premio Nacional de Literatura en 2008, su última publicación, en 2012, ha sido el poemario Ardores, cenizas, desmemoria.

Y, aunque ha seguido escribiendo y publicando artículos y ensayos, Juan Goytisolo «se jubiló como novelista» con la aparición hace seis años de El exiliado de aquí y allá (Galaxia Gutenberg). «Cuando me dan un premio siempre sospecho de mí mismo. Cuando me nombran persona non grata sé que tengo razón», decía ayer Juan Goytisolo a El País en su casa de Marrakech, resumiendo con la síntesis de su mirada poética y a la perfección aquel riesgo que asumió hace ya más de cuarenta años con sus nuevas «propuestas de narrativa» que este lunes han sido reconocidas con el gran premio de las Letras españolas.

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n