MENU
Dani Martín

En el país de los ciegos la moda es...

Logo de la taberna

Kaixo: ya quisiera mi madre…

6 febrero, 2012 Comentarios (0) Visitas: 1323 Miscelánea

FanzineRadar Fashion Day

Hablar de moda es, para muchos, hablar de frivolidad. Un vistazo rápido por el pabellón en IFEMA de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid y sus alrededores puede reafirmar esta opinión. Mucha niña mona concentrada en no caerse de los tacones, cantidad de fashion victims bien dispuest@s en filas interminables para colarse en los desfiles, más melenas rubias hasta la cintura que en la fábrica de Mattel y estilismos imposibles que gritan «mírame y cuéntaselo a tu amiga».

Si lo piensas bien, esta descripción no dista tanto de la que podría hacerse del estreno de una gran producción de cine o de la inauguración de una expo en la galería de arte más alternativa de la ciudad. Cualquier cosa, incluso el evento más puramente cultural, puede disfrazarse de frivolidad. En FanzineRadar nos consideramos gente bastante inteligente, por lo que cuando acudimos el pasado viernes a la Feria de la Moda Española lo hicimos con la caja vacía (la interior), dispuesta a llenarla de experiencias gratificantes, y los bolsos más vacíos aún, para colmarlos de absolutamente todo lo que nos regalaran en los stands de revistas y marcas. ¿El resultado? Satisfactorio, claro. 

Cibelespacio es el verdadero lugar de encuentro para los que acuden a Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Otra cosa son los desfiles, que, desde la barrera del quiero y no puedo, parecen reservados a una casta de humanos bendecidos por los dioses de la moda. De cualquier forma, y como digo, el meeting point de los mortales está fuera, en un pabellón repleto de sugerentes y divertidas actividades, desde talleres de tocados y pines reciclables, hasta una asesoría de imagen personalizada y una barra de Mahou en la que surtirte de cerveza bien fría, y gratis. 

Taller de costura en Mercedes Benz Fashion Week MadridEn Cibelespacio hacen las delicias de las más coquetas y las más pacientes. Colas de rigor para que expertos de marcas muy conocidas te pinten las uñas y los labios, te peinen y te maquillen y, una vez divina, te hagan la foto de estudio en la pasarela con su logo. Llévatelo todo a casa y siéntete modelo por una tarde. Si ya lo eres, no pasa nada, puedes hacerlo igual y quizás hasta desconectes. 

Pero si el culto al cuerpo en foros públicos no es lo tuyo, sigue buscando. Los más consumistas caerán en alguno de los puestos de ropa que exponen (dicen que a precios especiales) sus mejores artículos. Muchos empiezan ahora, gente joven con proyectos muy interesantes que han elegido la moda como forma de expresión artística y de ganarse la vida. Especial mención a Salto de pulga y sus diseños desconcertantes y llenos de magia. 

Tras una jornada dedicada a belleza y tendencias, elige qué prefieres: reposar en los cojines destinados a tal fin mientras ves el directo de los desfiles en enormes pantallas o recargar pilas, como nuestra compañera Rocío, probando a conducir los últimos modelos de coche de Mercedes Benz. Rocío Gómez tras su paseo en un Mercedes Benz

Puede que moda signifique poco para muchos, pero lo que está claro es que los muchos que acuden a la cita de la moda española se marchan sintiendo que ha merecido la pena. Quizás en la próxima edición de la fashion week madrileña podamos hablaros desde el corazón de la pasarela, hasta entonces seguiremos desfilando.

 

Y para muestra, un botón:

Maite Urcelay, redactora de FanZine Radar

Rocío Gómez, redactora de FanZine Radar 

 
Fotos cedidas por Maite Urcelay y Pablo Luque 
 
 
 

Tags: , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n