MENU
Escena de la obra de teatro "Rudolf", interpretada por el actor, Roberto Drago, y la actriz María Botto

‘Rudolf’ llega a la Sala Mirador

«La casa de Bernarda Alba», en el teatro español.

8 marzo, 2014 Comentarios (0) Visitas: 2051 Escena

Lola Herrera y Héctor Alterio en las tablas del Bellas Artes

Traducida a más de treinta idiomas y producida en más de cuarenta países, En el estanque dorado de Ernest Thompson, se ha convertido en todo un clásico del teatro contemporáneo. Una obra que llega por primera vez a España y que reúne, también por primera vez, en las tablas, a dos actores de la talla de Lola Herrera y Héctor Alterio. 

El montaje, estrenado en Zaragoza en el pasado mes de octubre, con una gira y con excelentes críticas a sus espaldas, llega al teatro Bellas Artes de Madrid. En palabras de su directora, la valenciana Magüi Mira, se trata de una historia sobre la edad, el miedo, el amor, la soledad, la risa. Una isla de esperanza frente al peligro de extinción: de la naturaleza, de la familia, de la pareja, de la vida. Una valiosa reflexión sobre lo difícil que es conseguir relaciones positivas.

Reparto de "En el estanque dorado"

Reparto de «En el estanque dorado»

En el estanque dorado acoge a un matrimonio en su casa de campo, donde pasan los veranos. Después de cuarenta años juntos, el amor sigue en el aire, pero las condiciones no son las mismas. Etel (Herrera) intenta, sin mucho éxito, contagiar su enorme vitalidad a su marido Norman (Alterio). Unos días en el estanque que cambiarán con la llegada de su hija Chelsi (Luz Valdenebro), acompañada por su pareja (Camilo Rodríguez) y el hijo de éste (Mariano Estudillo).

Esta versión de Emilio Hernández reunía en su estreno, el  6 de marzo, a numerosos personajes del mundo de la cultura y de la política. Entre ellos a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que despertaba las miradas del público asistente. Además, compañeros de profesión como Malena Alterio (hija del protagonista), Juan Diego, Verónica Forqué, Alicia Borrachero o Fran Perea, entre otros, no quisieron perderse este duelo interpretativo. El mismo al que se enfrentaron Katharine Hepburn y Henry Fonda en su versión cinematográfica. Una película que se alzó con tres estatuillas en los Premios Oscar de 1981, a mejor actriz, mejor actor y mejor guion adaptado.

La función, producida por Pentación Espectaculos, dejaba un buen sabor de boca a los asistentes en su estreno, que envolvieron en una gran ovación a sus actores, sobre todo a sus dos protagonistas. Dos grandes de la interpretación que dan lo mejor de sí mismos en este divertido y encantador montaje.

Tags: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n