MENU

«Yo no sé qué me han hecho tus ojos…»

Buero Vallejo

Una metáfora de todo

3 febrero, 2012 Comentarios (0) Visitas: 1043 Escena

El lago de los cisnes

Todos sabemos lo que es el ballet clásico, y todos tenemos una contundente opinión sobre él. A algunos nos gusta porque es bonito, a otros no porque es aburrido… Sin embargo, ¿cuántos de nosotros podemos realmente opinar con verdaderos argumentos y con conocimiento de causa sobre si nos gusta o no nos gusta el ballet? En otras palabras, ¿cuántos de nosotros hemos visto una coreografía de ballet clásico? Y aquí no vale la ‘Danza de las Horas’ de la película de Fantasía.

 Te guste o no te guste, el ballet es una experiencia que hay que vivir por lo menos una vez en la vida; al igual que la ópera, mi próxima parada. Por ello, después de varios años con la idea en la cabeza, finalmente me decidí y me fui a ver un espectáculo de ballet. Y, para la ocasión, elegí El lago de los cisnes de Tchaikovsky, una de las obras cumbre del ballet clásico. La historia no me era desconocida pero el ballet va un paso más allá del cine y te sumerge por completo en el inolvidable cuento de hadas.

El Ballet del Teatro Nacional Ruso de Moscú fue el encargado de interpretar la historia de Odette, una joven reina que, hechizada por el terrible brujo Von Rothbart, durante el día es un cisne y sólo adopta su forma humana durante la noche. El hechizo sólo se podrá anular por medio del amor eterno. Al principio, Odette cree imposible que alguien rompa el hechizo hasta que el apuesto Sigfrido se enamora de ella. Al enterarse de esto, el malvado brujo hará todo lo que esté en su mano para impedir su amor.El lago de los cisnes

La obra, por tanto, transcurre entre el amor y la magia, plasmando en sus escenas la eterna lucha entre el bien y el mal. Los bailarines se mueven por el escenario en una impresionante coreografía llena de saltos, piruetas y plásticos movimientos: incluso hay momentos en que las bailarinas que rodean a Odette parecen auténticos cisnes. De esta forma, con sus más de cuarenta bailarines surcando el escenario, la compañía consigue captar la esencia, la belleza de la historia y la armonía de la música de Tchaikovsky.

Lugar: Nuevo Teatro Alcalá

Fechas: del 28 de febrero al 11 de marzo de 2012

Tags: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n