MENU

Rafael Jiménez, pintando con plastilina

Silvio Rodríguez, “La necedad de vivir sin tener precio”

1 mayo, 2016 Comentarios (0) Visitas: 5121 Entrevistas, Música

Daniel Broncano: “Música en Segura ofrece platos diferentes a los de otros menús»

Daniel Broncano, director y fundador de Música en Segura

Daniel Broncano, director y fundador de Música en Segura

Daniel Broncano (Orcera, 1986) decidió que quería ser músico cuando a los 8 años escuchó a la Orquesta Sinfónica de Galicia en directo. “Estas cosas de estar en Santiago de Compostela un día de lluvia”, recuerda. Hace cuatro años, el clarinetista, formado en España e Inglaterra, creó Música en Segura. Por tercer año consecutivo, este festival vuelve del 11 al 15 de mayo al pueblo jiennense de Segura de la Sierra y, desde Cultura Joven, hemos conversado con su impulsor.

Cultura Joven: ¿Cómo nace Música en Segura?

Daniel Broncano: Todo ha sido fruto de un empeño personal obsesivo, de creérselo e ir a por ello. Hace cuatro años, viviendo en Inglaterra, veía proyectos similares en Italia o Francia. Pensé que Segura de la Sierra reunía las condiciones necesarias y era tan bello o más que esos otros lugares. Segura es pequeño, de apenas 150 habitantes, pero tiene identidad y no ha sufrido la explosión turística. El público local, en torno al 55%, se enorgullece del festival y es uno de nuestros principales bastiones a través de la financiación colectiva, el voluntariado o alojando a músicos en sus casas.

CJ: Además del respaldo social, ¿cómo se financia un evento como éste?

DB: Nuestro presupuesto es de casi 45.000 euros. Contamos con muchos patrocinadores, internacionales y locales. El principal es una fundación holandesa que ha entrado este año y pone 7.500 euros. La Diputación de Jaén ayuda con 7.000 euros y la Junta de Andalucía con 2.000 como mínimo. También colaboran La Caixa, Fundación Caja Rural y otras empresas locales del aceite, del turismo o de las telecomunicaciones. Echamos en falta más apoyo institucional.

CJ: Pero a pesar de las dificultades, ya van por la tercera edición.

DB: El primer año no sé cómo salimos adelante. El segundo, la producción estuvo mucho mejor y, por eso, esta tercera edición hay más abonados y entradas agotadas en un concierto organizado en los Baños Árabes. Una de las claves del año pasado fue programar sesiones en localizaciones exteriores y ahora repetimos. Siempre es un riesgo, por si llueve o se nubla, pero cuando la gente se desplaza a un sitio como Segura, hay que aprovechar su singularidad. Este año, el concierto que mejor se está vendiendo se realiza en una plaza elevada desde la que se ve la puesta de sol.

El concierto de la puesta de sol es uno de los más esperados este año

El concierto de la puesta de sol

CJ: ¿De dónde viene este público que crece año tras año?

DB: Algunos de Inglaterra, Alemania o Francia, pero es el número de visitantes nacionales el que ha crecido exponencialmente. Mucha gente de Madrid, Valencia o Granada nos conoce por Radio Clásica y El País. Además, Música en Segura trabaja desde el principio con una asociación para que personas con discapacidad puedan acudir a los conciertos que son accesibles, como este año el de la era de Moralejos y la fábrica de aceite.

CJ: ¿La fábrica de aceite?

DB: Sí. Había patrocinadores del aceite que el primer año querían hacer un sorteo en medio de un concierto. Hemos optado por utilizar una fábrica de aceite para que el público disfrute de la música en un recital que homenajea la actividad económica principal de la zona. Desde allí se ve Segura, las torres árabes, los olivos o las cintas transportadoras de la aceituna. El grupo de cuerda Camerata Alma Viva tocará la Sinfonía Italiana de Mendelssohn, un repertorio musical relacionado con la historia del aceite. Parte del aceite de Jaén se vende a granel a Italia y allí lo comercializan, y eso pasa desde siempre. Ahora, en vez de producir más desarrollo económico aquí, una parte se sigue dando y no al mejor precio.

CJ: Ha mencionado a Camerata Alma Viva. ¿Qué destacaría de los músicos de esta edición?

DB: Muchas veces, y eso pasa en todos los países, los mismos artistas están en todos los sitios. Nosotros ofrecemos otros platos que no se encuentren en los menús de todas partes. ¿Qué sentido tiene ir al Festival de Santander o al de Granada, si vas a comprarte la misma hamburguesa del McDonald’s? Buscamos originalidad en los artistas que traemos, que la gente no pueda escucharlos sino en Segura.

CJ: Como Njabulo Madlala, el barítono sudafricano que inaugura esta edición.

DB: Sí. Es un tipo genial que llegó a Londres hace 10 años y ganó uno de los concursos de canto más importantes de Inglaterra. Además, es un artista que nos gusta mucho por su compromiso a promocionar cantantes de su país. Él ofrecerá un recital clásico en el que también cantará canciones tradicionales sudafricanas, como una nana sobre un padre que no viene porque está en la mina y no se sabe si volverá.

CJ: ¿Y qué hay de las actividades gratuitas que han programado?

DB: Aunque las entradas son baratas, ofrecemos actividades gratis. Entre ellas, hay dos conciertos para escolares con los que queremos contribuir a la transformación social a través de nuestra música. También están programadas dos sesiones gratuitas: una por las calles de Segura y otra en la era de Moralejos.

Concierto gratuito en la era de Moralejos

Concierto gratuito en la era de Moralejos

CJ:  ¿Cómo se une en un mismo festival música sudafricana, Mozart, Hendrix, tango y flamenco?

DB: Esa variedad nos representa. Somos un festival de música mayoritariamente clásica, pero no necesariamente. Todos los años programamos flamenco, la edición pasada hubo fado y ahora hemos incorporado el tango. Para 2017, estamos preparando un concierto en medio del monte, de madrugada y con la luna llena, donde se mezclará música clásica, flamenco, la participación de un cantautor argentino…

CJ: Esa variedad musical es una apuesta arriesgada e innovadora en España.

DB: Quien disfruta de la música en directo, tiene sensibilidad para toda la música en directo. Todo el mundo puede disfrutar de Música en Segura, tanto si acuden a conciertos habitualmente como si no. A veces la música clásica se autosegrega. Aquí, en el Auditorio Nacional, o sarcófago nacional, solo tienen música clásica, mientras que en Inglaterra o en Francia programan conciertos de todo tipo. Es como una librería en la que solo hay libros de un género y se quejan de que no venden…

CJ: ¿Y qué otras actividades de esta librería tan variada como es Música en Segura resaltaría?

DB: Este año hemos empezado a organizar más actividades que completan la programación de conciertos. Hay talleres de canto con el argentino Guillermo Rozenthuler. Uno de ellos se realiza en la cumbre de un monte y otro en una plaza con vistas, por la mañana, como un despertar con canto en vez de con yoga. También ofreceremos una cata de vinos, una degustación de comida y una exposición de fotografía. Además, en julio organizaremos una demostración de luthería e inauguraremos la Academia de Segura, un curso de una semana para cuartetos de cuerda con el Allegri String Quartet. La formación es fundamental para cualquier músico.

CJ: ¿Cómo ve la formación musical española?

DB: Considero que España cuenta con muchísimos y muy buenos conservatorios públicos. Pero la enseñanza superior no es suficiente. Tenemos estudiantes muy buenos porque hay una gran cantidad de músicos y competitividad, pero se enfrentan a un vacío muy grande. Y más en lo profesional. Están el Teatro Real y las grandes orquestas profesionales. Y luego el trabajo basura. Falta un mercado laboral intermedio y Música en Segura quiere colaborar en su creación. Nuestro objetivo es organizar más actividades a lo largo del año y ofrecer así trabajo a músicos españoles y extranjeros.

CJ: ¿Algún otro reto pendiente para futuras ediciones de Música en Segura?

DB: Atraer a jóvenes de entre 18 y 30 años. Una de las cosas que estaba planteando hacer algún día es un evento al que no pueda entrar nadie de más de 30 años. De momento, los menores de 26 pagan 5 euros por los conciertos. El problema es que en Segura de la Sierra, la mayoría de los habitantes tienen más de 60 años y hay únicamente seis niños en la escuela. Las actividades para escolares tienen mucha importancia, ya que permiten ir formando a ese público. Y yo sé de primera mano la influencia que la música en directo puede tener en un niño.

 

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n