MENU
xirgu medea

La mercantilización del arte, o no

Momento de la representacion de Hedda Gabler

Hedda Gabler: Long Live Rock & Roll

2 abril, 2012 Comentarios (0) Visitas: 1107 Escena

Circa: Menos es más, mucho más

Lo malo de haber visto muchos espectáculos de acrobacia es que una acaba por acostumbrarse, y ni los dobles mortales parecen tan peligrosos, ni las contorsiones provocan el mismo asombro. El ensemble de Circa, sin embargo, consigue refrescar el género: acróbatas que vuelan de los brazos de uno a otro compañero; equilibrios que evocan sirenas marinas, músculos que ni siquiera sabías que existían… Los australianos impactan.  Como si fuera la primera vez.

La razón es aparentemente sencilla, y al mismo tiempo representa la máxima esencia del trabajo corporal: la limpieza. “Funciona porque no ha olvidado que ser humano es, en primera instancia, sentir” – explica Yaron Lifschitz, director artístico de la compañía. Su espectáculo no necesita personajes o mensajes trascendentes (como en los montajes de los belgas Peeping Tom); ni decorados fastuosos al estilo del Circo del Sol. El único vestuario es un maillot o un pantalón y la escenografía se reduce a un telón de foro negro que se abre en una ocasión.

Las acrobacias son, por tanto, puras y carecen de ese componente de espejismo que intenta engañar al espectador. No hay red, no hay arneses de seguridad, sólo el artista y el público.Otro momento del espectáculo

Pero no por ello es éste un espectáculo aburrido, denso o inaccesible. En Circa hay espacio también para el humor, para la interactuación con el público e incluso para alguna que otra referencia flamenca. Buscan provocar sentimientos, y lo logran con creces: nadie en el patio de butacas se queda indiferente.

Aquí la luz merece una mención especial. No sólo dirige la atención, sino que participa activamente en el espectáculo. Traslada al mar, a una catedral gótica, o a la quinta avenida neoyorquina. Envuelve.

Pero si esto no bastase, hay otro motivo por el que ir a ver Circa es casi obligatorio en los tiempos que corren. Es bello. En el sentido más espiritual, romántico y ñoño de la palabra. Más allá de la figura del ángel o la danza aérea hay otro riesgo, sólo que en esta ocasión es el público quien lo asume: el de ir al teatro a dejarse emocionar.

 

Circa se representa en el Teatro Circo Price de Madrid hasta el 15 de Abril.

 

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n