MENU
Jose Menese Rafael Alberti

El cante jondo en cinco partes

13 junio, 2021 Comentarios (0) Visitas: 410 Música

Alan Walker o cómo lograr la fama con tan solo un ordenador y muchas ganas

Con motivo de su último lanzamiento junto a Imanbek, Sweet Dreams, hemos analizado la carrera del joven Dj británico-noruego en busca de la clave de su reconocimiento mundial.

Alan Walker
Alan Walker. Foto: @alanwalkermusic en colaboración con @asusrog.

Alan Olav Walker nació el 24 de agosto de 1997 en Northampton, Reino Unido. Hijo de una noruega, Hilde Omdal Walker, y de un inglés, Philip Alan Walker, decidió desde muy pequeño que su camino estaba en el mundo de la música.

Empezó a componer en 2012 en su modesto portátil, inspirado por K-391, Ahrix, Steve Jablonsky y Hans Zimmer. El año 2014 fue clave para su carrera: publicó en su canal de Youtube, por error y bajo el pseudónimo de DJ Walkzz, Fade. Esta canción llegó a oídos de NCS (NoCopyrightSounds) y gustó de tal modo que decidieron cerrar un contrato con el joven artista. Junto a ellos, logró meter la cabeza en el mundo de la música con títulos como Spectre y Force.

Su verdadero salto a la fama fue en 2015, cuando firmó con la discográfica Sony Music Entertaiment y lanzó Faded. Esta versión vocal y remasterizada de Fade, sonó en radios y hogares de todo el mundo, siendo reproducida más de 3077M de veces. Con ella comenzó el World of Walker, una saga de vídeos que cuentan la historia del intento de reconstrucción del «Mundo de Walker» a través de vestigios del pasado. Dos meses después lanzó la versión acústica, Faded (Restrung), junto a Iselin Solheim, que puso la voz tanto en este como en su segundo gran éxito: Sing me to Sleep (2016).

Faded, Alan Walker (YouTube).

A lo largo de sus 6 años de carrera musical, Alan ha sacado tanto canciones propias como colaboraciones con conocidos artistas, tales como Noah Cyrus (Al falls Down), Lay (Sheep), Au-Ra (Darkside y Dead Girl), Galvin James (Tired), Sabrina Carpenter y Farruko (On My Way), A$AP Rocky (Live Fast), Ruben (Heading Home), Ava Max (Alone, Pt. II) y Sophia Somajo (Diamond Heart), entre otros.

Debido a su carácter afable, se ha ganado el cariño de sus seguidores alrededor del mundo. Ha creado una comunidad , los «walkers«, con la que tiene una interacción constante. Les hace partícipes de numerosos proyectos: la creación de una canción conjunta, participar en sus videoclips, la realización de ilustraciones o manualidades para su feed de Instagram, así como la sugerencia de canciones para sus listas de Spotify, etc.

@alanwalkermusic

I love this clip from the Unmasked vlog #3 😂 #awunmasked

♬ original sound – Alan Walker

Además, creó el hashtag #walkersjoin para llenarlo tanto de publicaciones propias como de contenidos generados por sus fans, en pro de una mayor unión de la comunidad. En ella, los valores de la amistad, solidaridad, amor, respeto y, sobretodo, igualdad son fundamentales. Un ejemplo de ello es la máscara, que porta para no destacar por encima de sus seguidores y ser «uno más».

En este último año, ha agradecido en numerosas ocasiones el cariño con el que siempre le han acogido en todas partes del mundo, tanto en el Aviation Tour (por Asia) como en los festivales en los que participó. Llegó incluso a hacer varios conciertos online durante los primeros meses de restricciones por la pandemia, un videojuego (The Aviation Game) y una película en 4 partes: la Aviation Movie.

Por todas estas razones, así como por su estilo musical y estético tan personal, Alan Walker ha logrado con tan solo 24 años llegar a las más altas cumbres de la música electrónica.

Tags: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n