MENU
Ned Stark

LOS PRIMEROS MINUTOS DE “JUEGO DE TRONOS” SABEN A...

Cartel del IX Notodofilmfest

PALMARÉS DEL IX NOTODOFILMFEST

8 abril, 2011 Comentarios (0) Visitas: 1397 Cine y Televisión

SUCKER PUNCH: SI LA ALICIA DE CARROLL LLEVARA PISTOLA

Puede que hoy te apetezca una romántica. Sí, o quizá estás de humor para una comedia, un western o una peli de artes marciales. Tal vez te decantes por un biopic o por una bélica. ¿Pero qué haces cuando te apetece ver una película de tiros, chicas guerreras, hostias como panes, katanas, música molona, acrobacias, explosiones, dragones, orcos, nazis zombis, robots, samuráis y fanservice a saco? Obviamente, ver la última de Zack Snyder. De un mestizaje de géneros fantásticos mezclados a batiburrillo sólo podía salir algo tan bizarre como Sucker Punch, una suerte de Alicia en el País de las Maravillas… si Alicia hubiera ido armada hasta los dientes.

Corren los años 50 cuando la madre de Baby Doll fallece, dejando toda su fortuna a sus dos hijas. Su codicioso padrastro monta en cólera cuando lo descubre, y decide descargar su ira en las dos chicas. Para vengarse de Baby Doll, carga contra su hermana pequeña, inocente e indefensa. Su padrastro manipula a la policía y acaban encerrando a la chica en una institución mental, donde se ve forzada a escapar a un mundo fantástico dentro de su imaginación.

Así asienta Snyder los cimientos de su película, a base de música machacona, una fotografía brutal, slow motion, sin palabras y con una gran maestría. De fondo, Emily Browning cantando una versión modernizada de ‘Sweet Dreams’ que deja claras desde el principio las reglas del juego. Un juego con unos gráficos increíbles y lolitas armadas hasta los dientes. Por eso cabría esperar que a la entrada del cine repartieran mandos de consola, porque Sucker Punch es, básicamente, un videojuego. Tiene varios niveles, jefes finales en cada pantalla y hasta un tutorial.

Las chicas de Sucker PunchY es que, para qué engañarnos. La película buena, lo que se dice buena, no es. Snyder juega con el espectador, pero no miente. Sucker Punch es puro entretenimiento visual, una galería espectacular de imágenes molonas y acción a raudales. Y, sobre todo, fanservice del bueno: Snyder ha cambiado los abdominales aceitados y la testosterona de los espartanos de 300 por la lencería, el maquillaje y los escotazos de las chicas del manicomio Lennox House. Sería recomendable que el espectador llevara esto en mente antes de plantar el pandero en el asiento. Estamos ante una cinta asombrosa, que en el fondo es más de lo que parece, e incluso deja buen regusto, siempre y cuando el espectador abra la mente y se deje llevar al mundo de Baby Doll y sus compañeras de correrías.

Pese a ser una película tan bestia, la violencia está bastante contenida. Los americanos le han cascado el sellito del PG-13, quizá porque, a pesar de que las chicas asesinan a todo lo que se mueve, no se cargan a ninguna persona y apenas se ven unas gotitas de sangre.

Casi toda la película, pero sobre todo las escenas de acción y el turbio pasado de la protagonista, está narrada desde una fotografía impresionante y el slow motion tan característico de Snyder. Cabría pensar que sin tanta escena a cámara lenta la película se reduciría a la mitad, pero una vez metido en la trama, ninguno de estos planos sobra. Es una cinta hecha para molar. Y eso lo consigue de sobra.

Curiosamente, aunque las mujeres de la historia surgida de la tierna mente de Snyder son el sexo fuerte, están sometidas a los hombres. De hecho, los escasos machos que aparecen están definidos como la escoria de la sociedad. Son la imagen de la codicia, la indolencia y el colmo del egoísmo. Por si fuera poco, el Hombre Sabio, el guía de las chicas, es un ser perteneciente a ese mundo imaginario: irónicamente, el único hombre respetable de la película es irreal.

DragónLas referencias a las que Zack Snyder hace ojitos no son pocas. Desde las películas clásicas de samuráis y Alien, pasando por Terminator, Moulin Rouge, Matrix, Kill BillDragon Ball y El Señor de los Anillos, hasta llegar a varios videojuegos, como Final Fantasy y Killzone. El memento “anillero” dedicado a J.R.R. Tolkien se cuela en el segundo nivel del juego, en el que las lolitas tendrán que enfrentarse a orcos y dragones envueltas en un ambiente alucinante de CGI’s.

Las referencias niponas también empapan la película. El vestuario, las armas, los escenarios, el ambiente, los enemigos… todo transpira esencia oriental. Y atención al detalle: en algunos planos podemos observar cómo cuelgan una especie de llaveritos de la pistola de Baby Doll. Los japoneses suelen decorar sus teléfonos móviles con estos colgantes, aunque ya habíamos visto algo así en el celuloide: Gogo Yubari, la “dulce” colegiala de Kill Bill, ya lució un tanto con estos adorables adornos.

Templo oriental

Sin embargo, una referencia brilla por encima del resto: Alicia en el País de las Maravillas. Si Alicia llevara pistola y katana podría haber protagonizado esta película tan bien o mejor que Baby Doll, que incluso va vestida con un estilo parecido al de la impulsiva niña de Lewis Carroll. Los espejos, el mundo interior y los universos paralelos son los raíles sobre los que circulan ambas historias. Emiliana Torrini, que ya pusiera voz a Gollum en una canción de Las Dos Torres, versiona aquí un tema de Jefferson Airplane, ‘White Rabbit’ que no podría encajar mejor en esta delicia visual.

Las voces de Queen, Björk, Yoav, Alison Mosshart, Skunk Anansie, Silversun Pickups, Lords Of Acid, Led Zeppelin, Carla Gugino, Oscar Isaac y otros temas de Emily Browning completan una magnífica banda sonora con gran protagonismo en la cinta, marcando ritmos de videoclips en las escenas.

Las chicas

Un guión más o menos vacuo para unas actrices que básicamente están para hacer bonito y enseñar chicha sin caer en el cosplay barato. Se ve que Emily Browning se ha trabajado la cara de dar pena, porque apenas se la quita en todo el metraje. Todas están hechas unas pin-ups monísimas y lucen un vestuario increíble, pero tengo que decirlo: Vanessa Hudgens, siempre serás la niña pera que cantaba en High School Musical.

Snyder firma una historia sobre ángeles de la guarda hablando de todo menos ángeles de la guarda. Una miríada de géneros molones que dan como resultado una película molona y un mensaje esperanzador entre tanta desesperanza. Dos horas de acción cañera que suben la adrenalina a placer e invitan a viajar al mundo interior. Ahora… ¿para cuándo el videojuego de la peli?

Baby Doll VS Samurái

Para aquellos que luchan, la vida tiene un sabor que el temeroso jamás conocerá.

{youtube}KrIiYSdEe4E{/youtube}

Año: 2011.
Duración: 110 minutos.
País: Estados Unidos.
Género: Aventura, fantasía, acción.
Director: Zack Snyder.
Intérpretes: Emily Browning, Abbie Cornish, Jena Malone, Vanessa Hudgens, Jamie Chung, Oscar Isaac, Carla Gugino, Scott Glenn, Jon Hamm.

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n