/

¿Qué pasaría si Don Quijote fuera un adolescente en pleno siglo XXI?

Escena de Don Quijote, de Andrea Mas
Escena de la obra 'Don Quijote' en el Pasillo verde

La obra de teatro que nos plantea a Alonso Quijano, Aka Don Quijote, en versión Netflix

Miguel (Diego Alba) devora todas las series y películas de las plataformas de streaming mientras fantasea con pertenecer a ese mundo. El protagonista hará todo lo que esté en su mano por triunfar como actor y ser el mejor. Para su sorpresa, Netflix anuncia un casting para una película de Don Quijote de la Mancha. Miguel ve aquí su oportunidad de despegar y adentrarse en el mundo de la interpretación. A partir de ahí, comienza su andadura hacia el éxito. En el camino encontrará diferentes dificultades y personajes (interpretados por Ingrid Schramek y Cessaré Bueno) que harán que pierda la cordura. En esa travesía lo acompañará su fiel amigo Sánchez (Cessaré Bueno), quien le aportará esperanzas y sensatez a partes iguales.

La obra, escrita y dirigida por Andrea Mas, tiene como finalidad acercar el Quijote al público más juvenil. Para ello, se inspira en el clásico de Cervantes y, siguiendo la estructura narrativa de la novela original, consigue armar una obra renovada y divertida.

Modernizando el clásico

#RomperEnCasoDeEmergencia es un colectivo artístico enfocado al teatro social y educativo, con sede en Madrid, que tiene como principal objetivo fomentar la cultura entre los jóvenes. Unen a profesionales de la interpretación con la comunidad docente para producir un teatro moderno capaz de inspirar a futuros artistas.

La lectura está cada vez más lejos de la cotidianidad de los adolescentes. Se culpa a los institutos y a la forma en la que estos imponen ciertas novelas (La Celestina o El Quijote) que han sido –y siguen siendo–, ejemplo en la actualidad como joyas de la literatura y del lenguaje. Los adolescentes de entre 12 y 16 años cada vez leen menos, pasando del 77% al 55%, según el promedio de los barómetros publicados por la Federación de Gremios de Editores en España. Gran parte de la culpa de que esto esté ocurriendo tiene que ver con el aumento de información y tecnologías que poseen y con la que trabajan en su día a día. En ese sentido, este colectivo de jóvenes trabaja para demostrar que los grandes clásicos, si se cuentan bien, pueden interesar y emocionar a cualquier generación.

Cartel obra Don Quijote
Cartel de la obra ‘Don Quijote’, por Andrea Mas

No es la primera vez que se actualizan y modernizan este tipo de novelas. El Quijote, en concreto, sirvió de modelo en diferentes países y culturas. Para ello, Andrea Mas propone una puesta en escena sencilla, con tres actores que irán cambiando de vestuario y nombre para interpretar diferentes personajes a lo largo de la obra y mantener la acción y el ritmo del guion con un toque de humor. Juegos de luces y música actual de fondo es lo que mantendrá al público dentro de las aventuras del nuevo Alonso Quijano sin perder la atención.

A su protagonista, quien pretende ser el nuevo Quijote, le cambian el escudo y la lanza por un móvil y una cuenta de TikTok; la quema de libros por una limpieza de pósters cinematográficos; y a Dulcinea del Toboso por Ester Expósito. Miguel no luchará con gigantes, pero peleará contra los grandes de la industria audiovisual para forjar su destino como el moderno Caballero de la Triste Figura.

#DonQuijote estará cada sábado hasta el 26 de marzo en la programación de las salas de El Pasillo Verde,  el nuevo espacio de encuentro y creación teatral, en Madrid. Puedes conseguir tus entradas aquí.

Ficha técnica
  • Género: humor
  • Duración: 80 min
  • Dirección y dramaturgia: Andrea Mas
  • Reparto:
    • Diego Alba – Don Quijote
    • Cessaré Bueno – Sánchez y varios
    • Ingrid Schramek – Prima y varios

Andrea Girona

Licenciada en Periodismo en la Universidad de Murcia.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.