MENU

Susurrando reivindicaciones y regalando sonrisas, las nuevas armas de...

Willy Naves

Willy Naves, pop melancólico

17 noviembre, 2012 Comentarios (0) Visitas: 982 Música

Más show que ópera

teatronuevoapolodocetenores

Los chicos del coro han crecido. Ahora visten traje de chaqueta gris, acompañado de tirantes e impolutas camisas blancas. Tras recorrer diversos escenarios en Estados Unidos, Asia, Sudáfrica y Europa, Los Doce Tenores se estrenan en España con un cóctel musical de temas clásicos y contemporáneos, que recorren décadas pasadas en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid.

Nada tienen que temer Andrea Bocelli, Josep Carreras o Plácido Domingo, pues aunque se hagan llamar tenores, sus voces no llegan al registro más agudo de las grandes voces masculinas; ni en color, ni en tesitura. Sin embargo, estos doce hombres poseen buenas gargantas, con las que conquistan a un público mayoritariamente femenino, mediante un registro de canciones variopinto. Que no sean tenores, no quiere decir que no sepan convencer al espectador. Y es que juegan con la baza de un show que combina su porte y buena fachada, con diferentes coreografías y una pizca de humor irlandés.

Desde el rock a la ópera y desde el pop a los grandes clásicos de Broadway, los doce jóvenes, atractivos y elegantes, irrumpen con fuerza sobre el escenario para ofrecer un repertorio que mezcla ‘Hey Jude’ de los Beatles, hasta ‘Nessum Dorma’ de Puccini, pasando por Queen y llegando a la ópera con ‘O Sole Mío’. Todo ello, acompañados por una pequeña orquesta compuesta por batería, piano, violonchelo y dos magníficos violines.

La música irlandesa también está presente en el show, ya que buena parte de ellos procede de dicho país. Por su parte, las siempre versionadas ‘You Raise Me Up’ de Secret Garden, así como la mítica ‘Twist and Shout’, con meneo de trasero incluido, hacen las delicias de las espectadoras, que incluso se levantan para bailar desde las últimas filas del teatro. Como broche final, los doce apuestos galanes descienden de la tarima hasta el patio de butacas para animar así a un público, que ya está más que entregado. ‘¡Bravo!’, se escucha por el fondo.

 

Tags: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n