MENU

Encuentro con Olvido Gara (Alaska)

indyspensable

Madrid se carga sus festivales de música

10 mayo, 2013 Comentarios (0) Visitas: 1081 Música

Francesco Meli en el Instituto Italiano de Cultura

El pasado 8 de mayo tuvo lugar el penúltimo recital del ciclo Grandi voci per Verdi en el Instituto Italiano de Cultura de Madrid. En esta ocasión, el tenor genovés Francesco Meli fue el encargado de homenajear al gran compositor italiano.

Las impresiones que provoca la ópera en el público son difícilmente explicables ya que ésta acentúa en el ser humano una tensión emocional que en muchas ocasiones llega a conseguir las lágrimas de quien la contempla. Esa capacidad extraordinaria de fascinar es más que apreciable en las obras del compositor italiano Giuseppe Verdi, cuyo bicentenario de su nacimiento se celebra este año.

Para rendirle homenaje, el Instituto Italiano de Cultura de Madrid ha celebrado el ciclo Grandi voci per Verdi, donde los aficionados a la lírica han podido disfrutar de unos recitales con los intérpretes más importantes del panorama actual. Tras las pasadas actuaciones de Michele Pertusi, Roberto Scandiuzzi y Maria Grazia Schiavo, el 8 de mayo pudimos escuchar al tenor genovés acompañado al piano por Matteo Pais.

Pese a su juventud, Francesco Meli (Génova,1980) tiene una amplia trayectoria en las tablas de los grandes teatros del mundo. Desde la Scala y distintos festivales líricos de su Italia natal hasta Londres, París, Viena, Zúrich, Tokio, Nueva York, Washington o Los Ángeles. Entre sus futuros compromisos, cuatro títulos de Verdi, con Riccardo Muti en Roma, Chicago y Salzburgo, ‘Un ballo in maschera’ en la Accademia di Santa Cecilia, dirigido por Antonio Pappano»Réquiem’ de Verdi en Londres, Turín y Verbier.

La actuación en el Palacio de Abrantes (c/Mayor, 86), sede del Instituto, resultó ser la primera que Meli realizaba en la capital. El concierto dio comienzo con la dulzura de ‘La promessa’ y la hermosa melodía que desprende ‘Le Sylvain’ de Rossini. A continuación, la auténtica ópera romántica llegó con los ‘Sonetti del Petrarca’ de Liszt, caracterizados por un intenso dramatismo.

Posteriormente, el aire popular de la canción italiana vino de la mano de diversas piezas de Tosti que dieron paso a la parte final del concierto, que culminó con la pasión de las arias de ‘Luisa Miller’, ‘I Lombardi alla prima Crociata’ y de ‘La forza del destino’ de Verdi.

La voz templadamente lírica del joven cantante le llevó hacia un merecido triunfo en su debut en la capital. Tras una hora y media de concierto, el público no dudó en ponerse en pie para aplaudir calurosamente al tenor.

 

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n