MENU
Imagen de la Fontana de Trevi

LA FUENTE DE LOS DESEOS

Monstruo De Un Sólo Ojo

BANSKO NO ES LO QUE ERA

19 enero, 2011 Comentarios (0) Visitas: 1428 Miscelánea

EL PROFESOR LAYTON Y EL FUTURO PERDIDO

Estás perdido en un barrio desconocido y no encuentras ninguna referencia con la que orientarte. De repente, bajo una arcada oscura y húmeda, aparece un caballero con las narices metidas en un periódico. Le pides indicaciones amablemente. Él te mira ceñudo y te responde con un pulcro acento británico: “Claro, te diré lo que quieres saber si me ayudas a resolver este puzzle”. Bienvenido al mundo del profesor Layton.

Londres. Años 20. Hershel Layton es un profesor de arqueología (¿por qué los grandes aventureros son siempre profesores de arqueología?) de la ficticia Universidad Gressenheller, que se enorgullece de ser un perfecto caballero y todo un maestro de los puzzles. Siempre va acompañado de su joven aprendiz, Luke Triton, un encantador muchacho que pone el toque de humor y ternura en las aventuras del profesor.

Corría el año 2007 cuando estos dos personajes vieron la luz del día. Tres años después, su saga se compone de cuatro videojuegos para Nintendo DS, dos para la próxima Nintendo 3DS, otro más aún en desarrollo, dos películas e incluso un manga (cómic japonés) dirigido al público infantil, aparte de los proyectos que aún estar por llegar. Tal ha sido su éxito arrollador. Y que dure.

Después de haber resuelto el enigma del pueblo Saint Mystère en El profesor Layton y la Villa Misteriosa y de haber desmantelado el misterio de la Caja Elísea en El profesor Layton y la Caja de Pandora, el arqueólogo y su aprendiz viajarán al futuro en la tercera entrega de sus aventuras, El profesor Layton y el futuro perdido, el que es, hasta el momento, el último de la saga en cuanto a cronología.

El profesor Layton y los dos Luke

Layton ofrece un viaje al futuro de más de 24 horas de juego aseguradas, multitud de misterios, una historia apasionante y absorbente que adquiere un ritmo trepidante hacia el final y muchos, muchos puzzles que harán las delicias de los Laytons en potencia.

La demostración fallida de una máquina del tiempo da origen a los eventos de El futuro perdido. Una semana después, Layton recibe una carta de Luke fechada diez años más tarde en la que le ruega su ayuda. Escéptico, el profesor acude junto al pequeño Luke a una relojería que se mencionaba en el mensaje. Allí encuentran un reloj gigante que les transportará en el tiempo a un Londres inhóspito que se halla bajo la amenaza del mismísimo profesor Layton del futuro.

Pantalla del juegoDurante el transcurso de la historia, el profesor, Luke y sus amigos podrán resolver un total de 168 puzzles, a los que se añaden las descargas semanales que ofrece Nintendo Wi-Fi. Un misterio que lleva a otro, puzzle tras puzzle, que enganchan e invitan a discurrir sin parar y a seguir jugando. Una buena (y muy recordable) alternativa a los videojuegos tradicionales de plataformas, deportes, lucha y RPG, siguiendo la línea marcada por la portátil de Nintendo.

Además, todas las entregas vienen con sus correspondientes minijuegos que habrá que ir completando a lo largo de la trama mientras se resuelven los puzzles. En esta ocasión tendremos un servicio de reparto de objetos a cargo de un loro que habrá que bautizar, cochecitos de juguete y un libro de pegatinas, con los que habrá que estrujarse bastante el coco.

De una entrega a otra, los jugadores han sido testigos de cómo los gráficos mejoraban ostensiblemente, aunque en esta tercera parte Level-5, el desarrollador del videojuego, ha dado el do de pecho. A pesar de que a nivel gráfico la saga tiende a ser sencillo, aquí puede verse cómo los programadores se recrean en juegos de luces y sombras, paisajes, detalles y perspectivas. Es muy de apreciar la gran cantidad de vídeos entre escenas, especialmente dedicados a desvelar el pasado de Hershel Layton y el origen de su sombrero de copa. Además, los personajes están mejor animados que nunca, son menos estáticos, lo que da un mayor dinamismo a unos diálogos cuidadosamente elaborados. Igualmente se ha mejorado el bloc de notas que nos ayudará a resolver los puzzles, dando más opciones y aportando más colores que nunca.

También se aprecia cómo ha aumentado notablemente la participación de los actores de doblaje, teniendo aquí más minutos de diálogo. Y aunque los encargados del doblaje al español no provocan sarpullidos en los oídos (como viene siendo habitual en lo que respecta a los videojuegos hispanos), no tienen nada que hacer al lado de los dobladores ingleses y su elegantísimo British accent, que pone la guinda al pastel que configura el espectacular Londres de Layton.

Pantalla del juegoLa pequeña portátil de Nintendo también obra maravillas en el sonido ambiente, pero es en la banda sonora donde hay que poner el punto y a parte. Las grandes sagas de videojuegos vienen deleitando a los gamers con unas increíbles partituras que corren el riesgo de pasar desapercibidas para los no jugadores. Franquicias tan extraordinarias como Final Fantasy o Kingdom Hearts, que cuentan con un éxito sin precedentes, no hubieran sido lo mismo sin la labor de Nobuo Uematsu, batuta en mano. En El profesor Layton el encargado de crear la magia musical es Tomohito Nisihura, elaborando una de esas bandas sonoras difícil de olvidar, que parece haber sido sustraída de las mismas calles de Londres hasta nuestra DS.

No es nada sencillo crear música, pero concebir un hilo sonoro exitoso para un videojuego es todavía más complicado. No en vano, el jugador está escuchando una y otra vez las mismas melodías repetidas hasta la saciedad. La maravilla surge cuando estas no resultan cargantes y, si además se pueden asociar a un determinado escenario o circunstancia, el éxito está asegurado. Aunque qué duda cabe de que a más de uno le provocará auténticas pesadillas el tonillo, ya característico, de la resolución de los puzzles.

Si hay que sacarle un punto negativo al juego, el mayor problema radica en el propio planteamiento de los puzzles, aunque tampoco hay que darle mayor importancia. Dentro de la atmósfera realista del juego, algunas de las excusas que te dan los personajes no jugables para desafiar a Hershel o a Luke a un puzzle resultan un tanto forzadas.

Lo digo y lo repito: la saga del profesor Layton es una de las mejores que se han parido para Nintendo DS. Entretiene y emociona a partes iguales, a la vez que crea unos personajes entrañables e inolvidables que apelan directamente al corazón del jugador. Ningún poseedor de la portátil debería dejar pasar la oportunidad de disfrutar con las aventuras de Layton y Luke y picarse con los puzzles basados en un sistema de juego original y muy novedoso. Algunos sacan de quicio, pero otros consiguen que te sientas todo un coquito.

Layton y Luke

Akihiro Hino, el creador de Layton, asegura que está basado en parte en el personaje de Phoenix Wright, el abogado protagonista de otras de las sagas más exitosas de DS: Ace Attorney. Por tanto, no debería resultar chocante que uno de esos futuros juegos dirigidos al próximo retoño portátil de Nintendo sea un crossover entre las dos sagas más populares de DS. Hershel Layton y Phoenix Wright mano a mano, un caramelito absolutamente imprescindible para los seguidores de ambas sagas.

A ver quién es el listo que, después de jugar a esta futura joya, puede gritar “¡Protesto!” con un sombrero de copa alta sin que se le pongan los pelos como escarpias.

{youtube}RomUMzTzbEM{/youtube}

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n