MENU
Portada de 'Manual de Montaña Rusa'

AIRBAG, UNA CITA CON EL ETERNO VERANO

SCOTT MATTHEW: DULCE CANTO A LA TRISTEZA

3 octubre, 2011 Comentarios (0) Visitas: 2484 Música

EL COLUMPIO ASESINO CELEBRA LOS ONCE AÑOS DEL OCHO Y MEDIO

El Ocho y Medio cumplía años el viernes. Once años dan para muchas fiestas, conciertos y celebraciones y esta vez, desde su nueva ubicación en la Sala BUT, Joe Crepúsculo y El Columpio Asesino fueron los encargados de felicitar el aniversario. Posteriormente, música y licor del maestro cazador en tubito de ensayo, se mezclaron en los platos de Smart, Luiliminili, Manazas y Hard Candy Dj.

Le costó arrancar a la BUT y durante Joe Crepúsculo los asistentes iban llenando el círculo central a golpe de sintetizador. Poco a poco los ánimos llegaron al apogeo con el Nuevo Ritmo, último disco de Jöel Iriarte, que dejó la pista bien caliente con temas como ‘Tus Cosas Buenas’, menos lofi, muy electro y más africanista que su palíndromo disco Supercrepus, dejamos abandonar el cuerpo a los ritmos del catalán.

Cuando Joe Crepúsculo abandonó el escenario, en la sala se encontraban aquellos que cruzaban los dedos por escuchar algunos temas de la vieja cosecha del Columpio Asesino y por quienes esperaban que Diamantes sonase alto y claro, sin interferencias. Buena suerte para ambos, los navarros supieron dar de lo bueno, lo mejor. Y qué gusto, señores, que si ya el alma levitaba por el aire esperando oscurantismo y espasmos rítmicos -vamos, shoegazer del que te absorbe y ensimisma- El Columpio Asesino empezó con ‘Floto’ y con ‘Edad Legal’ haciéndonos un gran homenaje de De mi sangre a tus cuchillas.

El Columpio Asesino

Pero fueron más allá, para gozo de los más nostálgicos, retrotrayéndose a su disco homónimo de debut con ‘Motel’, que sonó guerrera, contundente, descarada, como los gestos de Raul Arizaleta: como ellos en esencia. La Gallina también tuvo su lugar con ‘Un arpón de grillos’ y se nos pusieron los pelos de punta al escuchar ese primer verso “Como gelatina bailas para mí, ligera como pluma por la habitación…” de ‘La marca en nuestra frente es la de Caín’. Sí que estábamos flotando, sí.

Tras haber hecho semejante retrospectiva, era el turno de Diamantes que asomó la patita con la versión de ‘On the floor’ de We Are Standard. Tras tal canalla tema, pasamos a la vocecilla cuasi-inocente de Cristina Martínez y la letra nada naïve de ‘MGMT’ y ‘Dime que nunca lo has pensado’. De esa tranquilidad inquieta, nos desquitamos bailando ‘Corazón Anguloso’ que en directo se convierte en una auténtica bomba de relojería.

A partir de aquí, tal y como presentó Cristina, “nuestra joya”, sonaron ‘Diamantes’ y ‘Perlas’, momentos en el que la sala se encendió y se incendió finalmente con los primeros acordes de ‘Toro’, el tema más pop pero no menos ruidoso de este último disco. Sin embargo, la clausura de los conciertos del aniversario del Ocho y Medio vino de la mejor manera, con un tema épico en la discografía del Columpio Asesino, que volvieron a hacer un guiño al pasado con uno de los mejores temas de su carrera ‘Vamos’. Una tormenta de sonidos sucios y desquiciados abarrotaron los oídos del público, haciéndonos disfrutar de esa bendita suciedad de estos asesinos que cada vez que tocan nos matan del gusto.

También en YndyTv.com

Fotografías: Marta M. Mencía

Tags: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n