MENU
Enrique Jardiel Poncela

Enrique Jardiel Poncela, 65 años del adiós al dramaturgo...

Händel, autor de Rodelinda

‘Rodelinda’ en el Teatro Real, un matrimonio bien avenido

20 febrero, 2017 Comentarios (0) Visitas: 1131 Escena

El lado más erótico de ‘Carmina Burana’

Carmina Burana de La fura dels Baus

La Fura dels Baus ha regresado a Madrid con “la obra más representada del siglo XX”, según Carlus Padrissa, director de la consagrada compañía. Se trata de la adaptación de Carmina Burana, que en esta ocasión cuenta con la participación del coro de la Universidad Autónoma de Madrid. El espectáculo, que se representó en el Teatro Alcalá, se desplaza a Alicante del 25 al 26 de febrero y a Barcelona del 16 al 26 de marzo.

Carmina Burana es la obra sinfónica coral más famosa del compositor alemán Carl Orff. Está basada en poemas medievales escritos entre los siglos XII y XIII. Se estrenó por primera vez en 1937 cuando Orff escogió 24 de esos poemas para representarlos encima del escenario.

La original puesta en escena y la performance es lo que ofrece La Fura dels Baus. La obra es abstracta, primitiva, bella. En el centro del escenario se encuentra un círculo de tela que envuelve a la orquesta, donde se proyectan las artes visuales que ilustran cada uno de los cantos –a los placeres de la vida, al hedonismo, pero también a los designios del destino-, lo que hace que percibamos el espectáculo como una incontinencia de los impulsos del hombre. También esta adaptación nos transporta a los bosques, con fragancias y aromas primaverales, imágenes de cascadas y lagos.

Bien es cierto que si la representación hubiera tenido lugar, por ejemplo, en el Teatro Real un sitio más acondicionado para ello, se hubiera apreciado con mayor intensidad, entre otras cosas, el retumbar del tamboril en la sala. Incluso la acústica –igualmente admirable en este caso, pues la problemática está en el espacio- con un coro de más voces en un escenario más amplio, como se ha llegado a representar en numerosas ocasiones, hubiera impuesto más en la apertura con O Fortuna. En el Teatro Alcalá, el escenario estaba provisto de 52 voces que, aunque magníficas, no destacan de la misma manera.

En cualquier caso, la compañía ha llevado la ópera a un nuevo grado, consiguiendo ponernos los pelos de punta.

Tags: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n