MENU

Ya está aquí, la tercera de Juego de Tronos

Posesión infernal

30 marzo, 2013 Comentarios (0) Visitas: 978 Cine y Televisión

Amor y letras, un retorno a la universidad

Dirigida, escrita y protagonizada por Josh Radnor, el Ted de Cómo conocí a vuestra madre (How I met your mother), Amor y letras (Liberal arts) es una comedia romántica con tonalidades de drama que cuenta la historia de un treintañero que, al volver a la universidad, conocerá a una chica de la que terminará enamorándose.

amor y letras pareja

Jesse Fisher (Josh Radnor), un treintañero neoyorquino en plena crisis existencial vuelve a la universidad donde estudió para asistir a la jubilación de un amigo profesor (Richard Jenkins). Un encuentro fortuito con Zibby (Elisabeth Olsen), una estudiante de diecinueve años, despierta en Jesse sentimientos que creía olvidados. Ambos sienten una poderosa atracción que termina en romance, pero tendrán que hacer frente a numerosos obstáculos, en especial el de la diferencia de edad entre ellos.

Así es Amor y letras, un retorno a la universidad que le sirve al director para reflexionar sobre la literatura, el amor y el difícil paso a la madurez escapando de los arquetipos de la comedia romántica. Con un comienzo prometedor, la película adquiere muchos momentos de gran sensibilidad, consiguiendo retratar un emocionante estudio sobre todo lo que conlleva madurar en las diferentes fases de la vida.

El miedo a crecer, a aceptar responsabilidades y a ocupar un lugar en el mundo son temas presentes en todo el film, realzando en alguna medida el amor a la literatura y a los libros. Lo demuestran instantes de asombrosa poesía como el paseo por Nueva York adornado con diferentes piezas de música clásica.

Divertida, con diálogos ingeniosos y elaborados, así como con personajes que resultan familiares, la película trata cuestiones dramáticas que no pierden su sentido en un entorno semejante. En definitiva, Amor y letras es la historia de un buen tío contada por él mismo. No pretende renovar la comedia romántica pero consigue conectar no sólo con los eternos universitarios sino también con los corazones que seguimos buscando en los libros, lo que somos incapaces de encontrar ahí fuera.

Tags: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n