MENU
Frank Gallagher, Shameless UK

SHAMELESS: «LA MISERIA HUMANA ¡NUNCA ES SUFICIENTE!»

VIAJE A LA LUNA

20 abril, 2011 Comentarios (0) Visitas: 1813 Cine y Televisión

ÁGUILA ROJA: LA PELÍCULA. EL HÉROE SE VA DE PASEO

Nuestro amigo y vecino Águila Roja se ha hecho mayor. Durante dos años le hemos visto haciendo cabriolas y combatiendo contra el mal a golpe de katana en la pequeña pantalla antes de que diera el salto a la grande. El ninja del Siglo de Oro español luce pectorales en su primera aventura adaptada al cine mientras la cuarta temporada de la serie se hace esperar. Pero nunca es tarde si la chicha es buena.

La Villa es el escenario de la cumbre en la que se reúnen las grandes potencias mundiales de la época: Francia, Portugal, Inglaterra, España y hasta el mismísimo Papa. Pero el encuentro en realidad no es más que una bomba de humo para ocultar el complot que se está confabulando en contra de las Españas. Nada que nuestro amigo y vecino Águila Roja no pueda solucionar… si no fuera porque ha decidido colgar la katana después de que su hijo Alonso resultara herido en una de sus andanzas.

Águila Roja, una suerte de Assassin’s Creed a la española con tintes de Dune, es sin duda una gran serie si obviamos el componente histórico. Águila Roja: La película es un conglomerado de clichés mal montados en el que el protagonista brilla por su ausencia. Después de que Águila Roja dé matarile a algunos esbirros del Comisario (que no dejan de traer reminiscencias de los Masilla de los Power Rangers) y se enfrente a un sicario que parece estar inspirado en Goro, aquel personaje de Mortal Kombat que tantas pesadillas nos causó en la infancia, Gonzalo de Montalvo prácticamente desaparece de la historia. Y aquí radica el principal problema, porque las escenas del héroe son lo mejor y, a la vez, lo más escaso de la cinta.

Águila Roja

¿Y sobre quién recae el peso de la película, entonces? Pues no se sabe con certeza. Las tramas de unos personajes y otros se cruzan aparentemente sin orden ni concierto, viviendo el conflicto desde varios puntos de vista, pero desde ninguno en concreto. Los hilos ¿argumentales? de Margarita (Inma Cuesta) y Beatriz (Martina Klein) no tienen ningún sentido. Están puestas para hacer bonito y, por supuesto, enseñar chicha. A la modelo más le valdría quedarse contando chistes, porque guapa está un rato, pero demuestra que la interpretación no es lo suyo.

Martina Klein y David JanerLa mayoría de los actores están bastante correctos, prácticamente igual que en la serie. Destacan, como siempre, las tablas de Javier Gutiérrez. David Janer (aunque le sigue faltando algo de chispa que suple con entrega), hace lo que puede, igual que Francis Lorenzo y Miryam Gallego, con las escasas intervenciones que les han dejado. Entre las nuevas incorporaciones destaca William Miller, que también tiene apenas un par de líneas del extenso metraje.

Javier Gutiérrez, Antonio Molero y Mariano Peña ponen ese contrapunto cómico tan español al conjunto, que a ratos resulta más cansino que gracioso. Si Gonzalo de Montalvo está desaparecido, al menos Sátur levanta lo que puede con sus típicos chascarrillos. Y luego está Roberto Álamo, que se pasa gran parte de la película corriendo de un lado a otro sin ningún sentido. Cuando el espectador ya está perdido del todo, consigue reunir un ejército que parece que quiere recordar al Levantamiento del dos de mayo, tocando el lado patriótico del espectador que tan de moda parece estar desde el verano pasado.

Javier Gutiérrez y Mariano PeñaUn capítulo autoconclusivo de la serie muy largo y realizado con mejor factura. Eso es lo que viene siendo esta adaptación al cine de la última aventura de Águila Roja. Pero, como viene siendo habitual en estos apaños, la historia no tiene ninguna relevancia para la continuidad de la serie. Lo bueno es que podrán verla aquellos que no siguen la serie (aunque probablemente se pierdan en la profundidad de las relaciones entre los personajes, que aquí aparece tan desdibujada). Lo malo, que  el espectador sabe de antemano que no va a suceder nada que traiga consecuencias en la serie.

Teaser pósterÁguila Roja: La película sorprende y emociona lo justo, que es más bien poco, y probablemente gustará a los fans de la serie que acudan al cine con pocas expectativas. Se echa en falta el riesgo que invirtieron los creadores en los controvertidos orígenes de la serie. El talento y el entusiasmo con el que está hecha la cinta no pueden servir como justificación de un guión que hace aguas por todas partes y un montaje que marea. La serie se merecía un gran homenaje en la gran pantalla a la altura del producto original, sin tigres en el cartel, chicha gratuita, ni escenas que produzcan vergüenza ajena. Pero todo yin tiene su yang: siempre nos podemos quedar con las escenas de acción protagonizadas por el Águila Roja y su homenaje a la Dama del Lago.

Si Daniel Écija, el creador y productor, pretendía crear una nueva legión de fans con este movimiento de marketing, le ha salido el tiro por la culata. Una película que se titula “Águila Roja” no puede hacer que te estés preguntando tanto tiempo dónde está el Águila Roja y cuándo va a ponerse a patear culos. Es una verdadera lástima que no se haya explotado más un producto de calidad como este, guste o no, una serie que ha derribado barreras y ha abierto nuevos campos de acción en la ficción española. Visto lo visto, el cine español da lo que da. Luego que no se vengan quejando.

 

Reseña también disponible en Fantasymundo.com.

{youtube}LoCZXmupqGI{/youtube}

Año: 2011
Duración: 122 minutos
País: España
Género: Aventuras
Director: José Ramón Ayerra
Intérpretes: David Janer, Javier Gutiérrez, Inma Cuesta, Martina Klein, Francis Lorenzo, Pepa Aniorte, Stany Coppet, Antonio Molero, William Miller, Guillermo Campra, Miryam Gallego, Xabier Elorriaga, Roberto Álamo, Mariano Peña, José Ángel Egido, Santiago Molero, Alex Navarro

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

n