MENU

Bala Perdida: «Somos una editorial que conecta con los...

Nuria Varela, periodista y escritora, presenta su nuevo trabajo 'Feminismo 4.0. La cuarta ola' en Madrid

Nuria Varela, cuando la ola se convierte en tsunami

8 noviembre, 2019 Comentarios (0) Visitas: 187 Letras

La literatura como salvavidas: un diálogo entre los galardonados con el Planeta 2019

Share

El Instituto Cervantes de Madrid ha acogido una charla entre los escritores Javier Cercas y Manuel Vilas con motivo de la presentación de sus nuevas obras

Javier Cercas y Manuel Vilas en la presentación del Planeta 2019

De izquierda a derecha; Cristina Villanueva, Manuel Vilas, Carmen Calvo, Javier Cercas y José Creuheras/ Fotografía de Alfredo Arias.

Cada año, la mañana siguiente a la concesión del Premio Planeta, el amanecer del escritor y periodista, Javier Cercas, era un tanto singular; la portera y el vecino lo miraban de reojo, con compasión. «No se preocupe, señor Cercas, se lo darán algún día», le consolaba la buena mujer. Este miércoles, cuando el reloj rozaba la hora de comer, ha presentado en la madrileña sede del Instituto Cervantes, Terra Alta, su nuevo libro. En la portada se puede leer, por fin, Premio Planeta 2019.

Manuel Vilas ha sido profesor de secundaria en un instituto durante muchos años. Sus alumnos saben que escribe, han googleado su nombre alguna vez y, por los pasillos, a veces lo señalaban mientras susurraban «es ése». Un día, en mitad de una clase, un chaval se levantó y le dijo; «usted no es un escritor de verdad porque no ha ganado el Premio Planeta». Hoy está más cerca. Su novela, Alegría, ha sido la finalista de su 68 edición.

Los dos autores -premiados con 601.000 y 150.250 euros respectivamente- se sienten satisfechos y bromean entre ellos, con camaradería, durante todo el acto, a pesar de la controversia y el revuelo literarios levantados al conocerse el fallo el pasado 15 de octubre, puesto que sendos prosistas han sido, hasta la fecha, escritores estrella del principal grupo editorial rival de Planeta; Penguin Random House Mondadori.

Dos novelas sobre la búsqueda

Durante el coloquio, los literatos han señalado que, a pesar de ser novelas muy diferentes, ambas coinciden en los significados bajo la superficie; como la búsqueda del arraigo. «Tienen un nexo que te hace reflexionar», ha subrayado el presidente del Grupo Planeta, José Creuheras, quien también ha agradecido la presencia de la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, a pesar de hallarse -de nuevo- en plena campaña electoral. 

Preguntados por la cantidad de verdad que sus novelas llevan dentro, el cacereño Cercas ha incidido en que toda obra es autobiográfica. «Todas las que he escrito hasta ahora tenían que ver conmigo», ha apuntado para evidenciar que, aunque en esta ocasión, su personaje -Melchor, un mosso de escuadra con un pasado violento a sus espaldas- no se le parezca, forma parte de sí mismo.

 «Yo escribo para entender por qué mi padre me quiso tanto, para saber qué es lo que vio en mí», ha explicado, por su parte, el autor de la afamada Ordesa, al ser preguntado por la moderadora del encuentro, la periodista Cristina Villanueva.

 Así, Vilas ha revelado que su personaje persigue la alegría, insaciable, a pesar de saber -a través de un antagonista que le atormenta- que esa alegría es una ilusión y una falacia, que en el mundo lo que hay es desolación, infelicidad y tristeza. «Busca la alegría y la belleza en todo cuanto vive en una lucha descarnada contra ese antagonista», ha sentenciado, porque, a su juicio, «la salvación es precaria». Su narrador la encuentra aferrándose a sus seres queridos.

Al hilo de la conversación, Cercas ha apuntado que la literatura «puede salvarnos», cambiando, incluso, nuestra manera de percibir el mundo. De este modo, ha señalado que su protagonista, Melchor, una suerte de Quijote venido a menos a la búsqueda de una patria -en un sentido cervantino-, la encuentra en el bibliotecario de la cárcel, cuando este le desvela que el autor sólo hace la mitad de un libro. La parte restante la pone el lector.

De este modo, los autores han reivindicado la alegría como una adhesión, sin resquicios, a lo real a pesar de guerras, muertes y catástrofes. «La realidad es una cosa terrible, pero estamos vivos ¿cuántas cosas han tenido que pasar para que estemos vivos?», se ha preguntado Cercas, mientras su homólogo, Manuel Vilas, sentado a medio metro del autor de Soldados de Salamina, asentía. Serían un matrimonio muy aburrido, están de acuerdo en casi todo.

Share

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

n